Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



EDITORIAL


Combate al rezago

| Lunes 09 abril, 2012




No obstante el avance logrado en varios proyectos de infraestructura en el país, el resultado podría ser mejor

Combate al rezago

Si algo llena de vergüenza a los costarricenses es el deplorable estado de su infraestructura.
En puertos, estamos entre los cinco peores países del mundo, y en carreteras, ocupamos el puesto 21, pero de abajo hacia arriba.
En lo único que nos defendemos es en transporte aéreo, donde un estudio mundial sobre competitividad nos coloca en el puesto 68.
Debido a ese gran rezago, es que debemos celebrar el avance registrado en infraestructura durante las últimas semanas.
El refrendo que se le dio a la terminal de contenedores de Moín permitirá a Costa Rica modernizar sus operaciones portuarias en el Caribe, que es por donde se trasiega el 80% de la carga de consumo nacional.
Hay que alabar también el despegue de trabajos de ampliación del aeropuerto Juan Santamaría que se desarrollarán por los próximos tres años.
Las tres nuevas salas, el aumento en los puestos de estacionamiento de aviones, mejoras en la pista de aterrizaje y más espacio comercial, le permitirá al país atender mejor a los turistas por al menos una década más.
Por otro lado, la construcción de un aeropuerto en la zona sur alienta a los vecinos de esa región, pues ven en él un imán para incrementar la llegada de turistas.
En carreteras se dieron tres avances trascendentes. Uno fue la cesión del proyecto para ampliar la vía que lleva de la capital a San Ramón.
Si el Consejo Nacional de Concesiones y la Contraloría General de la República avalan el traspaso, la ampliación de la carretera más importante del país la hará la constructora brasileña OAS.
El proyecto debió cambiar de manos por dificultades financieras de Autopistas del Valle, empresa a la que se le había adjudicado la obra en 2005.
Otros dos proyectos viales valiosos que están por iniciar son la construcción de la carretera del corredor Noratlántico y la ampliación de la ruta en Cañas y Liberia, en Guanacaste.
La primera acercará en 60 kilómetros la zona norte con el puerto del Caribe. El otro proyecto comprende la ampliación a cuatro carriles de los 50 kilómetros que dividen los dos cantones guanacastecos.
No obstante el avance que han logrado varios proyectos de infraestructura, el resultado podría ser mejor.
Esto porque el Poder Ejecutivo cuenta con recursos de créditos que solicitó pero que aún no ha invertido en mejorar el estado de su red de carreteras y modernizar el transporte en el Caribe, como se plantea en el proyecto Limón Ciudad Puerto.
Aprovechar todos los recursos que se tienen a disposición le permitiría a Costa Rica dar el salto y al menos ponernos a la altura de los demás países centroamericanos, pues hoy todos nos superan.