Beneficios de un segmento pujante
Enviar

El usuario en general querrá ganancia en las mejoras de la calidad del servicio, sin perder las históricas ventajas tarifarias que siempre tuvo

Beneficios de un segmento pujante

La mayor apertura a la economía mundial que se produjo mediante la firma del Cafta en Costa Rica, significó, en el caso del acceso a Internet y de la telefonía móvil, unos buenos resultados que hoy se traducen en más habitantes con acceso a Internet de banda ancha y con telefonía móvil.
Así lo informa este medio el lunes anterior, detallando que antes de la apertura menos del 4% de la gente podía tener una cuenta de Internet con velocidad alta, mientras que ahora, a dos años de su entrada en vigencia en este mercado, al menos un 15% la posee.
Es probable que durante ese periodo de todos modos se hubiera producido un aumento de la población conectada a Internet, pero sin duda la posibilidad de obtener una conexión de alta velocidad debe haber motivado a muchas más personas a esforzarse por adquirir una computadora y disfrutar de este avance.

El mismo fenómeno se ha producido con la telefonía móvil, donde la penetración ya supera el 103%.
El Instituto Costarricense de Electricidad, por su parte, asegura que es el mejor operador del país y que hará lo necesario para continuar siéndolo.
De esta saludable competencia, en economía mixta del segmento, es el usuario quien sin duda debe resultar el mayor beneficiado.
Para que eso suceda y se mantenga, se deberán dar algunas condiciones como que los operadores (privados y público) compitan por ofrecer la mejor prestación sin encarecer costos.
Tomando en cuenta que Costa Rica tiene un avanzado desarrollo en el ámbito de las telecomunicaciones con una alta calidad y universalidad del servicio en comparación con otros países de Latinoamérica, es posible pensar que la población aspirará a conservarlo y mejorarlo sin perder ventajas en los costos.
Es en este último punto, donde deberá reflejarse una eficiencia y una fórmula de operación que redunden en ventajas para el consumidor sin que tenga este que sufrir incremento en tarifas.
El usuario en general querrá ganancia en las actualizaciones y mejoras que pueda disfrutar por la calidad del servicio, sin perder las históricas ventajas tarifarias que siempre tuvo.
Finalmente, y sobre todo tomando en cuenta la pujanza del sector, no debe olvidarse la obligación del gobierno, junto a las empresas, de impulsar una eficiente gestión integral de los residuos provenientes de las actividades de telecomunicaciones. Imposible como es ya producir y comercializar sin tener claro y previsto el destino final de los residuos del producto.




Ver comentarios