Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 28 Noviembre, 2012

Pizarrón

¡Alto al militarismo y el gorilismo institucional!

Dos graves sucesos evidenciaron las fuerzas policiales y del orden. Uno relacionado con la no reelección del Magistrado Cruz. Otro con la represión policial a precaristas en la zona norte del país.
El primero fue las manifestaciones de las fuerzas policiales de la Corte, el Ministerio Público y la Fiscalía General, encabezadas por el Fiscal General de la República, al cual me referiré en otra oportunidad.
Ninguna fuerza militar ni policial, oficial y mucho menos privada, pueden deliberar, esto es discutir asuntos públicos, tomar partido en estas discusiones o comprometerse con actuaciones, e incitar a la movilización de sus miembros y ciudadana tras sus banderas cualesquiera que sean.
Graves como estas son las expresiones del Subjefe del Comando de Los Chiles, de la Fuerza Pública nacional, que instruye e instiga a policiales a reprimir con violencia, a disparar a la cabeza de personas y a matar directamente a precaristas, campesinos cuyo único delito que les acusan es trabajar la tierra, les destruyen sus malas viviendas y sus cosechas, no los agreden ni persiguen por vagos.
La detención de este oficial debe encausarse por abuso de autoridad, por instigación a matar personas e intento de asesinato premeditado.
Si se llegare a matar a algún campesino por estos militares oficiales o privados, este oficial debe ser el primer acusado como autor intelectual de cualquier crimen que se cometa contra esos campesinos.
Que no suceda como aquel famoso caso de un miembro de la Corte donde una presunta y comprobada instigadora de la muerte de un joven estudiante de Derecho quedó libre…
Es importante investigar cuáles casos ha tenido este oficial, cómo ha tratado a sus detenidos, si los ha maltratado física o sicológicamente, si ha abusado de ellos de alguna manera.
La ciudadanía y la opinión pública deben saber dónde son entrenados estos oficiales, en cuales academias y países, qué cursos llevan, quienes son sus instructores, y saber si han participado en guerras o acciones militares donde este tipo de prácticas son usuales y así lo enseñan.


Vladimir de la Cruz