Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Acciones valen más que intenciones

| Jueves 04 abril, 2013


De usted depende que ante el desempleo sus hábitos terminen siendo destructivos o ejemplares para los que le rodean y para los que están pasando por su misma situación


Acciones valen más que intenciones

Costa Rica: tasas de desempleo en niveles cercanos al 10% (9,9% promedio últimos diez trimestres). Tasas de subempleo al alza (del 9,0% en el cuarto trimestre 2011 al 12,4% en el mismo trimestre de 2012).
Dos indicadores básicos que exhortan a intimar con acciones que valen más que intenciones para salir del desempleo. Lo que le sugiero:
1- Analice causas de su situación actual
¿Qué le tiene sin empleo? Tiene que tener clara su situación para autoevaluarse y planificar cómo puede subsanar sus desventajas frente a las otras personas que también querrán conseguir el mismo puesto al que usted esté aplicando.
2- Defina su “elevator pitch/ speech”
¿Por qué?: ¿Por qué lo que hace beneficia a su patrono o cliente? ¿Por qué lo hace?
¿Qué?: ¿Qué es eso que hace?
¿Cómo?: ¿Cómo lo hace?
3- Empiece a buscar trabajo desde el primer día y manténgase constante.
Un error común es darse las primeras 2-4 semanas de vacaciones.
“El tiempo es oro”. Cuando se trata de buscar empleo el valor del tiempo se dispara. No es exageración: si antes alguien podía tardar tres meses en encontrar empleo, en épocas “difíciles” podría necesitar incluso más del triple de tiempo para colocarse en un nuevo empleo.
4- Empiece a conocer gente.
Las redes de contactos le pueden acortar el camino hacia el empleo. Retome relaciones con sus conocidos actuales y empiece a conocer gente nueva. A nadie le gusta ser usado, procure ser natural en este objetivo de ampliar sus redes. No pretenda “recibir” sin “dar”.
5- Acepte cualquier empleo decente.
El empleo le mantiene activo y en modo alerta. Cuando se trata del desempleo, la casa no solo agobia y conforma, sino que deprime y hasta embrutece si no sabe limitar sus horas de ocio.
Acepte cualquier empleo que le permita seguir atendiendo sus necesidades. Sobre todo: que le permita seguir consciente de la realidad laboral que enfrenta.
6- Limite las horas de ocio.
Si no lo hace, cuando se dé cuenta estará despertándose a las 10 a.m., bañándose a las 2 p.m., viendo tele cinco horas al día y repartiendo sus hojas de vida tan solo dos días a la semana.
7- Aprenda otro idioma.
En estos días dominar solo un idioma puede ser suficiente para que se le cierren las puertas que decida tocar.
8- Cuide su imagen.
Importa: su forma de vestir, oler, llevar el cabello. La forma en que presente sus documentos. Lo que publique en sus redes sociales. El fondo de las cosas siempre son importantes, pero “la primera impresión” nunca tendrá una segunda oportunidad para ser de nuevo “la primera”.
9- Dese el chance para emprender.
No espere a que pase un año desempleado para empezar a promover sus propios proyectos. Si ama la fotografía y no es fotógrafo: ofrezca su “ayuda” de gratis. Si toca el violín: ofrezca tocar en una boda “solo por diversión”… cuando se dé cuenta: lo estarán contratando por hacer eso que usted: ama hacer.
10- Piense positivo.
Pocas cosas tan desacertadas como dejarse impregnar de negativismo. A partir de pensamientos negativos se producen sentimientos negativos y actitudes de la misma naturaleza.
De usted depende que ante el desempleo sus hábitos terminen siendo destructivos o ejemplares para los que le rodean y para los que están pasando por su misma situación.

Alejandra Esquivel Guzmán
Gerente general, Corporación Álvarez y Marín
[email protected]