Enviar
Martes 23 Abril, 2013

La trayectoria del Banco de Costa Rica continúa siendo de apoyo a los sectores productivos del país, administrando con eficiencia los fideicomisos para el desarrollo de grandes proyectos públicos y privados


136 años de impulso al crecimiento económico

En abril de 1877, se formalizó la escritura que creaba la sociedad anónima Banco de la Unión, ahora Banco de Costa Rica, institución que durante sus 136 años de trayectoria ha apoyado el desarrollo del país, mediante la canalización de recursos hacia actividades que promueven el crecimiento económico.
El renovado compromiso con la misión del Banco de impulsar el desarrollo social, la competitividad y la sostenibilidad de Costa Rica al ofrecerles a sus clientes un conglomerado financiero público de excelencia e innovación en todos sus servicios, se tradujo en una respuesta efectiva, al ofrecer líneas de crédito para avales y garantías complementarias, que permitan financiar iniciativas de grandes, medianas y pequeñas empresas.
Hemos contribuido a un proceso de innovación financiera facilitando el dinamismo de las actividades con nuevas modalidades de productos, de esquemas de negocios y opciones en servicios electrónicos, todo en beneficio de la ciudadanía.
Esta afirmación la demuestra nuestro aporte a la bancarización, ya que contamos con la mayor cobertura nacional, al tener presencia en más de un 80% de los cantones de nuestro país, mediante sus 245 puntos de venta y los 1.811 cajeros automáticos (513 unidades propias y el resto alianzas).
La bancarización, por medios electrónicos, ha mostrado una evolución positiva, trasladándose paulatinamente las transacciones manuales a las electrónicas, conformando actualmente una composición aproximada de 20% a 80%, respectivamente.
Con un enfoque innovador, el Banco de Costa Rica ha continuado impulsando la plataforma tecnológica vinculada a Gobierno Digital, facilitando a través de nuestras oficinas los servicios para la obtención de licencias, pasaportes, cédulas de residencia, certificaciones de bienes muebles e inmuebles, personas jurídicas y consultas de imágenes de planos.
En estos últimos cinco años de lenta recuperación económica, el Banco de Costa Rica logró un equilibrio entre negocios y riesgo, para administrar las demandas de crédito durante la crisis y continuar otorgando créditos para contribuir con la continuidad del ciclo productivo empresarial.
La trayectoria del Banco de Costa Rica continúa siendo de apoyo a los sectores productivos del país administrando con eficiencia los fideicomisos para el desarrollo de grandes proyectos públicos y privados, como la recién inaugurada planta hidroeléctrica Toro III.
La historia del Banco de Costa Rica evidencia con hechos y acciones, que esta institución financiera es y sigue siendo un eje central en el impulso económico y social de Costa Rica, con un desempeño eficiente y una visión solidaria, digna de celebrar todos los años.

Mario Rivera Turcios
Gerente general
Banco de Costa Rica