Miércoles, 21 de noviembre de 2018


NACIONALES


Cámaras, alarmas y drones atacarían delincuencia

Videovigilancia colaborativa reduciría criminalidad en un 40%

Proyecto en Puebla de México sirve de ejemplo

Jeffry Garza jgarza@larepublica.net | Martes 11 septiembre, 2018

“La idea no es llegar y simplemente vender software y cámaras a un municipio, sino generar todo un protocolo de trabajo y nuevas políticas para poder reducir la criminalidad y el gasto público en seguridad”, dijo Daniel Palomera, director de Genetec para Centroamérica y Sudamérica. Gerson Vargas/La República


La instalación de cámaras de vigilancia, integradas a través de un sistema colaborativo de monitoreo entre municipalidades y empresas privadas, podría reducir hasta en un 40% la criminalidad en los cantones nacionales, según Daniel Palomera, director de Genetec para Centroamérica y Sudamérica.

Palomera visitó el país para impulsar el concepto de “Comunidad conectada”, estrategia de seguridad que inició en Detroit, Estados Unidos, pero que ahora es popular en varios países.

“Una comunidad conectada es un marco colaborativo que funciona como complemento de la seguridad, que sirve para conectar comercios, ciudadanos y municipios, en pro de disminuir la delincuencia”, explicó el experto.

Valparaíso en Chile, Puebla en México, Detroit en Estados Unidos, así como Manaos, Fortaleza y Campinas en Brasil, instalaron comunidades conectadas para combatir la criminalidad.

Cámaras, tabletas, puntos de monitoreo, alarmas vecinales, drones y aplicaciones de celular, conforman los elementos de este sistema de seguridad.

En el caso de Puebla, con el proyecto Ventanas Ciudadanas, se instalaron mil cámaras, 250 puntos de monitoreo, 685 alarmas vecinales y empezaron a operar tres drones de vigilancia.

Además se conectaron 300 dispositivos móviles y 250 tabletas al trabajo coordinado de seguridad.

Este sistema permitió el rescate de un bebé recién nacido abandonado en cuestión de minutos. La idea es copiar el modelo en otros estados.

“La idea no es llegar y simplemente vender software y cámaras a un municipio, sino generar todo un protocolo de trabajo y nuevas políticas para poder reducir la criminalidad y el gasto público en seguridad”, detalló Palomera.

Al reducir la criminalidad se recuperan los espacios públicos y la confianza de los ciudadanos y los turistas, según el experto.

En nuestro país hay avances importantes hacia las proyecciones que tiene la empresa Genetec de una comunidad conectada, por lo que su implementación no sería complicada.

Las municipalidades de Tibás, Grecia, Moravia, Pococí y Mora utilizan cámaras de vigilancia. En total hay 237 dispositivos instalados en estos municipios.

El sistema de videovigilancia es proporcionado por la estatal Racsa y utiliza tecnología de alta definición; tiene reconocimiento facial, detección de movimientos y un sistema de almacenamiento con capacidad para grabar material durante 30 días de forma ininterrumpida.

Otro de los componentes que esperan incorporar pronto son los postes inteligentes, proyecto del cual existe un plan piloto en Grecia y Tibás.

“Cada país es distinto. En Costa Rica debemos trabajar en una metodología acorde a su localización y legislación. No podemos hablar de ‘tropicalización’ porque no se parece en nada a Puebla o Detroit”, recalcó Palomero.

En el país, Genetec tiene planes piloto en universidades y municipios capitalinos, pero no reveló cuáles.

Sistema efectivo

La videovigilancia colaborativa funciona en ciudades de cuatro países del continente, de forma plena o como plan piloto.

  • Puebla
  • Detroit
  • Nueva York
  • Valparaíso
  • Manaos
  • Fortaleza
  • Campinas
  • San José*


*Plan piloto


Video tomado de YouTube