Enviar
Un adiós muy amargo
Ticos caen por un penal en el minuto 90 tras jugar su mejor partido

Una vez más, por la vía de los errores defensivos, pero esta vez después de realizar un gran partido, Costa Rica se despidió ayer del mundial Sub 20 de Colombia, luego de haber puesto contra la pared al anfitrión.
Los ticos jugaron su mejor encuentro y la parte baja lo hizo muy bien, pero se fue desboronando hacia el final del encuentro tomando culpa en las tres anotaciones cafetaleras.
El primer tiempo fue refrescante para Costa Rica. Los cambios radicales en la alineación de Ronald González mostraron un equipo tico diferente, bien parado y que no se achicó ante un anfitrión que en teoría entraría a arrollarlos.
Los dos Arieles por el centro y con Pablo Martínez en la contención, vigilando de cerca al internacional James Rodríguez, Costa Rica tomó seguridad, mientras Aaron Cruz se presentaba como un buen relevo en el arco costarricense.
Por la lateral derecha Jordan Smith impecable con un muy buen aporte ofensivo y en el medio campo Juan Bustos y Mynor Escoe trataban de impulsar a Joel Campbell y a Jairo Ruiz.
Los colombianos muy pronto se dieron cuenta de que las cosas no caminaban para ellos, pese a un juego rápido, de pie a pie, que trataba de sorprender a la defensa nacional.
Al 22’ un sustazo para los locales, remate de tiro libre de Campbell que devuelve caprichoso el horizontal. La jugada no fue gol, pero animó el ego tico; más tarde Joel desperdicia un tiro libre al borde del área, Golobio remata por fuera y Ruiz desaprovecha un gran pase de Joel.
Colombia solo asustó con remate de José Valencia al 37’, que estremeció el horizontal de Aaron, muy poco exigido en esta parte.
En la complementaria Costa Rica arrancó igual, pero al 56’ vino el primer despiste, con un balón que salió de Michael Ortega y Luis Muriel, superando la acción de los Arieles ticos, se adelantó a la salida de Cruz y lo venció.
Parecía que llegaba el final para la nacional, pero no, se vino la reacción, y al 62' Golobio traza un balón para Ruiz, que ahora sí definió como los dioses y empató el partido.
Y no se habían sobrepuesto los cafetaleros de la impresión, cuando Escoe recupera la pelota en tres cuartos de cancha, y a puro coraje, entre muchas piernas colombianas, clavó el segundo, dejando boquiabiertos a los locales en Bogotá y a los nacionales en Costa Rica.
Se vino la presión colombiana, Juan Cabezas, balazo de larga distancia y Cruz salva con paradón, pero al 79’ James Rodríguez centra sobre la marca de Joseph Mora, Cruz sale a cazar mariposas y Pedro Franco aprovecha y pone el empate dentro de los cordeles ticos con extrema facilidad.
Cuando parecía que habría tiempo extra, en el 90’, Duvan Zapata enfrenta a Ariel Soto y este aparentemente le comete penal; increíble, doloroso, injusto, pero gol de Rodríguez; Colombia avanzó y Costa Rica dijo adiós.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios