Enviar
Nueva terminal permanece cerrada por inconformidad del gobierno
Turistas sufren por atraso en el Daniel Oduber
En plena temporada alta aún no hay fecha para estrenar moderna estructura

Los turistas que arriban por Liberia pasan verdaderas congojas en el aeropuerto antes de poder disfrutar las bellezas del país.
De entrada, se les pide bajar del avión por una escalera que los lleva hasta el caliente asfalto de la pista.
Una vez ahí, deben caminar hacia una sofocante terminal que lo que ofrece para aliviar el calor son unos lentos abanicos.
Mientras eso sucede, al lado de las incómodas instalaciones existe una amplia y moderna terminal de pasajeros, que permanece cerrada en momentos en que el país enfrenta la temporada de mayor afluencia de turistas.
La moderna estructura ofrece todas las condiciones básicas que tienen los aeropuertos alrededor del mundo.
Por ejemplo, en vez de obligar al pasajero a bajarse a la pista, esta cuenta con puentes de embarque tipo telescopio que lo llevan directamente a la terminal.
Ahí lo reciben unas salas con 1.500 espacios para que espere trámites sentado, con aire acondicionado y locales comerciales a escoger.
Sin embargo, hasta ahora es incierta la fecha cuando los turistas podrán disfrutar de esas comodidades.
Ello porque las autoridades aéreas del país no han dado el permiso para ponerla a funcionar por inconformidades con la obra.
Este miércoles el Gobierno recibió la terminal de manera provisional pero le advirtió a Coriport, empresa a cargo del proyecto aeroportuario, que hasta que no haga las mejoras no podrá abrir el aeropuerto.
Mi compromiso fue claro en que este proceso de recepción se dará con el cuidado que amerite, dijo Luis Carlos Araya, viceministro de Transporte Aéreo.
Con su cautela busca evitar que se repita el mal rato sufrido con las concesiones anteriores que otorgó el país, agregó.
Del otro lado, en Coriport respondieron que ante su compromiso de ofrecer una terminal de clase mundial, se han apegado al contrato y al proceso de evaluación.
Lo que sucede es que al encontrarnos en una fase de evaluación, Coriport ha brindado documentación adicional requerida por Aviación Civil para el cierre de los expedientes técnicos, dijo Francisco Cordero, gerente de la empresa.
Este es uno de los tantos incidentes que sufre el proyecto aeroportuario que, por contrato, debió entrar a operar a más tardar a mitad de este año.
Pero eso no se dio por culpa de Coriport que se demoró en la construcción y en la importación de equipo para acondicionar el aeropuerto.
La empresa inició construcción en octubre de 2010 y prometió tenerlo listo en abril de este año, pero lo fue terminando hace unas pocas semanas.
Por el atraso las autoridades aeroportuarias prometieron castigar a la empresa con una multa que no ha sido contabilizada aún.
A Coriport se le concedió un amplio espacio dentro de la terminal para que construyera modernas estructuras aeroportuarias.
Este es el segundo proyecto aeroportuario que se gestiona mediante la figura de concesión después del Juan Santamaría.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios