Enviar
Suspendida extradición de Noriega

Juez pide a EE.UU. pruebas de que Francia garantizará derechos al ex general panameño


Miami
EFE

El gobierno estadounidense debe presentar mañana pruebas de que Francia otorgará al ex general panameño Manuel Antonio Noriega las protecciones establecidas en la Convención de Ginebra a los prisioneros de guerra antes de que sea extraditado a ese país.
A petición de los abogados de Noriega, el juez William Hoeveler suspendió ayer la extradición a Francia del ex militar hasta que quede demostrado que ese país otorgará al acusado los derechos establecidos en la Convención.
Los abogados del ex general panameño presentaron la moción de urgencia argumentando que Estados Unidos tenía intenciones de liberarlo el jueves, tres días antes de la fecha inicial de la liberación condicional de Noriega, para presuntamente enviarlo a Francia, sin las debidas garantías.
“No hay duda de que con ello podría llevarle a Francia sin ningún escrutinio público”, indicaron los abogados en el documento.
Hoeveler también ordenó a los abogados de Noriega presentar pruebas de que éste no recibiría el trato adecuado.
La defensa solicitó, además, otro “hábeas corpus” porque “existe una razón sustancial para creer que Francia, contrario a lo que dice Estados Unidos, no tiene intención de otorgar las protecciones establecidas en la Convención de Ginebra” y Noriega podría ser tratado como “un criminal común” y no como prisionero de guerra.
Frank Rubino y Jon May, defensores de Noriega, dijeron que “es absolutamente necesario” impedir la extradición para proteger sus derechos amparados por la Convención de Ginebra, de acuerdo con el documento presentado ante un tribunal de Miami (Florida).
En una audiencia realizada en agosto pasado, los fiscales estadounidenses aseguraron que el gobierno de Francia había presentado un documento en el que se comprometía formalmente a tratarlo según las disposiciones de la Convención.
Hoeveler, quien denegó una petición de “hábeas corpus” a Noriega el pasado 24 de agosto, pidió a los abogados que presenten pruebas que demuestren que Francia no tiene intenciones de cumplir con sus obligaciones bajo la Convención de Ginebra.
El gobierno estadounidense, a su vez, deberá presentar sus pruebas antes del mediodía, aunque esa información no será pública, dado que contendrá comunicaciones secretas que se han intercambiado los dos países.
“En la misma medida que Estados Unidos no pueda confirmar el cumplimiento del artículo doce de la Convención, esta corte requerirá la presentación de las comunicaciones confidenciales entre Francia y Estados Unidos en las que se basa para afirmar que está satisfecho de la voluntad y capacidad de Francia para aplicar la Convención”, dijo el juez.
May informó ayer a Efe, previo a esta decisión de Hoeveler, que fueron presentados “los documentos en el tribunal para apelar la decisión del juez (William Turnoff)” a favor de la extradición de Noriega.
Turnoff recomendó en agosto pasado la extradición del ex fuerte de Panamá, entre 1983 y 1989, al Departamento de Estado de Estados Unidos, que tiene la decisión final.
El ex militar se encuentra en una cárcel de Miami (Florida) cumpliendo una condena por permitir el envío a Estados Unidos de los embarques de cocaína del desaparecido cartel de Medellín (Colombia) en la década de los ochenta.
Ver comentarios