Enviar
Solo faltó el gol

Ticos eclipsaron a la supuesta constelación hondureña

Eduardo Baldares
[email protected]  

Al minuto 60 Costa Rica había llegado siete veces con peligrosidad al marco hondureño; incluso “La Bala” Gómez puso a temblar al horizontal y a las supuestas estrellas catrachas, quienes no se veían por ningún lado, eclipsadas por el orden táctico nacional.
José Francisco Porras se daba un baño de sol, y fue en el minuto 62 que el “Rambo” de León le sacudió la meta con disparo al metal, una de las dos escasísimas opciones que la presunta constelación rival tuvo a lo largo de 90 minutos más el descuento, contra las ocho de una sólida Selección Nacional, incluido un gol legítimo anulado a Víctor Cordero. Nunca hubo fuera de lugar.
Así que el 0-0 dejó mejor sabor en el paladar costarricense que en el hondureño, por la superioridad colectiva de la tricolor, su mayor generación de posibilidades reales de gol y la jerarquía de una defensa que desapareció del firmamento a las “estrellas”, “astros” que según la prensa catracha pondrían a temblar a Costa Rica.
Los que terminaron temblando fueron ellos, al punto que el portero Noel Valladares con tres intervenciones y el horizontal con una fueron sus héroes, y en cambio David Suazo, sí, el del Inter de Milán, chocó con tres puertas llamadas Víctor Cordero, Gabriel Badilla y Gonzalo Segares. Pasó inadvertido.
En la mitad del campo Hernán Medford plantó seis hombres, Azofeifa detrás de Centeno como referentes centrales, y un par de sociedades con potencia – velocidad por las bandas: Myrie-Rojas por derecha, Díaz-Gómez por izquierda; arriba, el pívot Saborío.
Así, Costa Rica trituró las ideas hondureñas, al punto que costó que tocaran el balón Amado Guevara y Julio de León, sí, el del Génova, y solo Edgard Alvarez tuvo chispazos de virtuosismo, pero el lateral del Livorno no llegó a profundizar en sus avances.
Carlo Costly, del Belchatov polaco, también pegó con las tres puertas y el contención Maynor Suazo, del Colonia alemán, sudó mares en la contención. Costa Rica fue mejor.
Entró Bryan Ruiz y Maynor tuvo que salir del partido, mareado por la habilidad del tico.
Después del minuto 60 Costa Rica bajó la intensidad, Honduras propuso, no pudo, el 0 -0 prevaleció y los organizadores dispusieron una serie de penales para definir al ganador del trofeo “Independencia de Centroamérica”, que ganaron los ticos por 3 -2.
Lo mejor, el orden táctico; la deuda, la definición.


Síntesis

0 Honduras
Noel Valladares; Sergio Mendoza, Víctor Bernárdez, Maynor Figueroa, Edgar Alvarez (Ramón Núñez al 81’); Maynor Suazo (Henry Thomas al 64’), Emilio Izaguirre, Amado Guevara, Julio de León (Emil Martínez al 70’); David Suazo y Carlos Costly. D.T. Reynaldo Rueda.

0 Costa Rica
José F. Porras; Gabriel Badilla, Víctor Cordero, Gonzalo Segares; Roy Myrie (Pablo Herrera al 88’), Oscar Rojas (Bryan Ruiz al 44’), Randall Azofeifa (Danny Fonseca al 90’), Walter Centeno, Ronald Gómez (Víctor Núñez al 81’), Júnior Díaz; Alvaro Saborío (Allan Alemán 73’). D.T. Hernán Medford.

Arbitro: Terry Vaughn (EE.UU.). Regular.
El mejor: Gonzalo Segares.
Estadio: Rentschler Field. Connecticut, 4 p.m. (2 p.m., hora tica).
Incidencia: Costa Rica ganó el trofeo “Independencia de Centroamérica” desde el punto de penal, 3-2. Por la tricolor anotaron Centeno, Fonseca y Núñez; falló Cordero. Por Honduras fallaron D. Suazo, Guevara y Costly; concretaron Mendoza y Bernárdez.

Fuente: Transmisiones de los canales 6 y 7 y las emisoras Columbia y Monumental



Reacciones

Hernán Medford
Técnico, Costa Rica
“Nos robaron el partido, porque el gol de Cordero fue legítimo. Me gustó mucho como jugó Costa Rica, con personalidad y orden, pero esto conlleva una responsabilidad: No se puede bajar el nivel después de esto. De aquí en adelante todo debe ser crecimiento”.

Gonzalo Segares
Figura del partido
“Tenía que aprovechar esta oportunidad, pues no había tenido la oportunidad de jugar con la selección. Siento que las cosas me salieron bien y me sentí a gusto con mis compañeros en la defensa. Hubo buena comunicación y concentración contra un buen rival”.

Ver comentarios