Enviar
Sanz se bajó aclamado del tren

La última parada de “El tren de los momentos” de Alejandro Sanz estuvo cargada de política anti Chávez, pro refugiados, emoción de despedida y promesas de volver pronto

Dámaris Ruiz
[email protected]

En varias ocasiones repitió “me vais a hacer llorar, soy de lágrima fácil”.
El músico español Alejandro Sanz concluyó la gira de promoción de su último disco, “El tren de los momentos”, el martes en el Estadio Saprissa.
Que Costa Rica fuera su última parada fue mera circunstancia: la presentación en Venezuela, que se iba a efectuar hoy, fue cancelada a última hora por ser el artista nombrado “no grato” por las autoridades del país sudamericano.
Y es que Sanz se ha pronunciado en contra del gobierno de Hugo Chávez, opinión que expuso abiertamente durante su concierto en suelo nacional.
Su primera alusión fue durante la interpretación del tema “Labana”, en una de cuyas estrofas se canta “Que te vas Fidel” y él añadió “y Chávez también”.
Tras de esto, unos fans l
e lanzaron una bandera de Venezuela al escenario la cual mantuvo consigo mientras cantaba un mix de clásicos que incluía temas como “Mi soledad y yo”, “La fuerza del corazón” y “Amiga mía”.
“Que cada uno saque sus propias conclusiones”, adujo acerca de la cancelación de su presentación”, ¡pero que viva la libertad!”.
Cuando los gritos de los presentes abarrotaron el estadio, mandó saludos a “los hermanos venezolanos”.
Después de darle las gracias al presidente Oscar Arias por acudir y “por darle cariño”, y resumir al pueblo de Costa Rica como “muy especial”, aseguró que “aquí tienen a su embajador”.
“Nos vamos a ver pronto, antes de lo que creéis”, aseguró Sanz claramente emocionado antes de representar “El alma al aire”.
Una emotiva interpretación al piano que incluyó una pieza desconocida y la popular “Lo ves”, fueron la introducción a
un llamado de tolerancia hacia los refugiados.
Fue entonces cuando lanzó camisetas al público con una imagen de Einstein, “quien fue un refugiado también”.
“Hay que pelear por la libertad todos los días. No se den por vencidos. Necesitamos corazones buenos”, fueron de las últimas palabras del músico, quien tras dos horas de buena música dejó a una audiencia satisfecha y conmovida por su voz y sus palabras.


De todo un poco

• El concierto comenzó a las 8.30 p.m. tras una presentación del nacional Arnoldo Castillo.
• Alejandro Sanz se mantuvo vestido igual durante toda la presentación: de traje y camisa negros y corbata con brillantes.
• La primera pieza fue “El tren de los momentos”.
• Después de cuatro canciones, presentó a su banda que incluyó a músicos españoles, latinos y estadounidenses.
• Durante un enérgico solo, un guitarrista quiso hacer un efecto con la base del micrófono y desconectó su instrumento por un buen rato.
• También cantó “A la primera persona”, “Try to save your song”, “Te lo agradezco pero no”, para cerrar con “No es lo mismo”.
• Al final, todo su equipo de producción salió al escenario. Finalizó a las 10.30 p.m.


Ver comentarios