Enviar
República Dominicana dialogaría con Centroamérica por diferencia comercial

República Dominicana dijo ayer estar dispuesta a dialogar con Centroamérica para solucionar la diferencia comercial en torno a los tejidos tubulares y sacos de polipropileno, a los que el país impuso un arancel del 38% y aplicable por un período de 18 meses contados a partir del 18 de octubre de este año.
José Ramón Fadul, ministro de Industria y Comercio del país, señaló, no obstante, en un comunicado que la República Dominicana “se acogería al medio que escojan sus socios centroamericanos para solucionar” el conflicto.
El funcionario respondió así a una declaración de la ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Anabel González, quien afirmó el lunes que Centroamérica hará cumplir “por las buenas o por las malas” los tratados comerciales que ha firmado en conjunto, en referencia a una demanda que la región interpondrá en la Organización Mundial del Comercio (TLC) contra la República Dominicana.
Según González, desde hace “varios meses” los países centroamericanos intentaron encontrar una solución al problema mediante el diálogo y gestiones técnicas y políticas, pero no dieron resultados positivos.
En el caso de Costa Rica, los productos afectados son los tejidos tubulares y sacos de polipropileno, a los que las autoridades dominicanas impusieron un arancel del 38% y aplicable por un período de 18 meses contados a partir del 18 de octubre de 2010.
El ministro dominicano aclaró ayer que las salvaguardias impuestas a los productos en cuestión son jurisdicción de la Comisión de Prácticas Desleales del Comercio o Comisión de Defensa Comercial, que cumplió con los procedimientos establecidos por la ley y no de su cartera.
Dicha Comisión, dijo, “tiene la misión de defender a los productores locales y para ejecutar la salvaguardia sigue un proceso complejo de investigaciones y comprobaciones para asegurarse de que en verdad la importación del producto está afectando a la producción nacional”.
Asimismo, negó que su país incumpla con los compromisos suscritos en los acuerdos de libre comercio, por el contrario -dijo- su ministerio, a través a la Dirección de Comercio Exterior (DICOEX), “se mantiene coordinando, dialogando y notificando a instituciones y sectores para que la apertura del mercado arroje al final los beneficios esperados”.
El funcionario minimizó en el comunicado las informaciones publicadas acerca de la controversia al argumentar que esta forma parte “de procedimientos y medidas rutinarias propias de los conflictos de intereses del comercio de bienes”.
Señaló que diferentes instituciones estatales desempeñan roles en la administración de los TLC y que imponer medidas de salvaguardia es competencia de la Comisión de Prácticas Desleales de Comercio.
El ministro expresó su apoyo a dicha Comisión “por estar orientadas a la defensa de los sectores nacionales, amparadas en la legalidad y las bases de la OMC”.

Santo Domingo
EFE
Ver comentarios