Enviar
La supuesta carencia de propuesta provocó retorno a huelga

Regreso a paro enfría negociaciones en Argentina
• Aumento de los impuestos a la exportación de granos es la piedra en el zapato que enfrenta a ambas partes

Buenos Aires
EFE

La negociación entre el Gobierno argentino y el sector agropecuario para poner fin al conflicto iniciado hace 18 días peligra luego de que las mayores entidades del campo regresaron a la huelga ante la “falta de propuestas” del Ejecutivo.
Tanto las asociaciones agropecuarias como el Gobierno exhibieron disposición a la continuidad de las negociaciones, aunque el jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, aseguró que la huelga retomada este sábado por el campo “es un obstáculo para el diálogo”.
“Volver al paro era lo único que no tenían que hacer”, advirtió Fernández.
La Sociedad Rural Argentina (SRA), la Federación Agraria Argentina (FAA), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Coninagro anunciaron el pasado sábado que regresaban al paro y a los bloqueos parciales en las carreteras en rechazo al reciente aumento de los impuestos a la exportación de granos.
De todas formas, el ministro afirmó que el Gobierno espera reunirse hoy lunes con los dirigentes de las organizaciones para continuar las negociaciones iniciadas el viernes en un encuentro en el que ambos sectores no lograron llegar a un acuerdo.
El titular de la SRA, Luciano Miguens, confirmó que las entidades asistirán al encuentro, aunque lamentó la falta de “propuestas” de la administración para resolver el conflicto.
La huelga inició el pasado 12 de marzo, un día después de que el Gobierno argentino estableciera el aumento impositivo para el sector agrario.
”La falta de respuestas favorables de parte del Gobierno para solucionar el conflicto del campo da a entender que no hay alguna otra propuesta” que la suba de retenciones, señaló Miguens.
Las entidades están dispuestas a las negociaciones, pero no levantarán la huelga hasta el próximo miércoles, cuando se reunirán a analizar los pasos a seguir, pese a que el Ejecutivo reclamó deponer la medida de fuerza para iniciar el diálogo.
”Hay mucha bronca entre los productores. La medida no se levanta, a no ser que el Gobierno dé marcha atrás con el incremento en las retenciones”, advirtieron los portavoces.
Los pequeños productores, por los que el Gobierno prometió esforzarse para “garantizar su rentabilidad”, lamentaron también las “descalificaciones” del Ejecutivo al sector, al que calificaron de “oligarcas”.
“Están fuera de lugar. El Gobierno no está viendo la realidad”, manifestó el productor Jorge Nehiem.
En tanto, la presidenta, Cristina Fernández, suspendió el viaje previsto para esta semana a Londres para participar de una cumbre de líderes progresistas, a raíz del ”grave” conflicto con el campo, según explicaron fuentes oficiales a la prensa local.
En cambio, el Ejecutivo planea realizar el martes un acto en apoyo a Cristina Fernández en la histórica Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, donde numerosas personas se congregaron la pasada semana para respaldar la protesta del campo mediante un “cacerolazo”, que también se repitió en otras zonas de Buenos Aires y del interior del país.
Ver comentarios