Rebajen a Hugo Boss
Enviar
Rebajen a Hugo Boss

Luis Rojas
[email protected]

Mientras la mayoría de la flota de la regata Transat Jacques Vabre goza de condiciones estables y tranquilas, el velero Hugo Boss tuvo la mala suerte ayer de chocar con un objeto aún no identificado y se le quebró el casco. Alex Thomson y Ross Daniel no tendrán una segunda oportunidad porque después de pasarse la noche bombeando, los navegantes optaron por volver a las Azores y comunicar al Comité de la Regata su decisión de abandonar.
Por su parte, el Prince de Bretagne tendrá que hacer una nueva escala en Madeira o en Canarias tras otra avería en el carro de la mayor.

Con este son ya seis los veleros que se han quedado en el camino rumbo al Puerto de Limón a donde se espera que este fin de semana arribe el vencedor de esta competencia.
Ahora, con las condiciones estables los navegantes procurarán darles velocidad a sus naves para sacar ventaja a sus adversarios, aunque no todo está resuelto y el camino hacia Costa Rica todavía les podría deparar muchas sorpresas.
La información que aparece en la página en Internet de Transat, detalla que a bordo de Safran, Marc Guillemot y Charles Caudrelier “no pueden dejar de mirar en el retrovisor de su monocasco para controlar la llegada de la vaca roja de Kito de Pavant y François Gabart (Groupe Bel). La velocidad infernal que llevan los dos líderes a los que se agarran valientemente Mike Golding y Javier Sanso (Mike Golding Yacht Racing) impide, por ahora, que sus perseguidores remonten por sorpresa. Todos aprietan el acelerador… Sin descanso”.
Por otra parte, otros como Victorien Erussard y Loïc Féquet (Guyader pour Urgence Climatique) aplican la velocidad, no tanto para escalar posiciones sino más bien para evitar el anticiclón que se está reconstituyendo en su Norte y que podría atraparlos.
La tripulación de Prince de Bretagne vio ayer cómo volvía a romperse su carro de la mayor por lo que Hervé Cléris y Christophe Dietsch se consuelan al constatar que su rutaje les aconsejaba dirigirse hasta las inmediaciones de Madeira, la isla portuguesa, para su tercera parada.

Ver comentarios