Enviar
Exportaciones e inversiones serían afectadas
Quiebra de Lehman Brothers complicaría economía nacional

• Situación respercutiría en el tipo de cambio y podría provocar alzas de los intereses

Wilmer Murillo
[email protected]

Un oscuro futuro para la economía costarricense prevén analistas y gurús económicos, tras la bancarrota de Lehman Brothers, el noveno banco de inversiones del mundo.
Las cosas podrían empeorar con los anuncios del domingo pasado sobre la repentina venta de Merrill Lynch a Bank of America, donde probablemente el Banco Central de Costa Rica tiene algunos activos.
El principal consejo que se escucha es que los agentes económicos deben prepararse para enfrentar los tiempos difíciles que se avecinan, por considerarse que dadas las condiciones internacionales estaríamos viendo un difícil cierre del año y un complicado inicio de 2009.
El grado de incertidumbre que la quiebra plantea para la economía de Estados Unidos es que “podría afectar las exportaciones nacionales y las inversiones extranjeras”, aseguró el economista Félix Delgado.
Mientras, el analista Fernando Estrada, gerente de Estrategia y Negocios de INS Valores, advierte que las principales consecuencias que se van a presentar, serían directamente para inversiones con garantía del banco Lehman Brothers.
LA REPUBLICA consultó algunos bancos que podrían estar en ese predicamento, pero muchas respuestas se dieron con tapujos o no las hubo.
Mario Rivera, gerente del Banco de Costa Rica, fue categórico al señalar que esa entidad no tiene inversiones con esas características.
En el Banco Nacional no comentaron sobre el asunto, pues sus directores estaban en maratónicas sesiones de junta directiva, y no estuvieron disponibles.
El Banco Central tiene entre su lista de bancos de primer orden y en donde puede colocar sus reservas, a Lehman Brothers, pero no fue posible conversar con Francisco de Paula Gutiérrez, presidente ejecutivo sobre los riesgos, aun cuando se le dejaron algunas consultas.
El analista Fernando Estrada señaló que hay asuntos más palpables como la entrada de flujos de capital a nuestro país, los cuales posiblemente se desacelerarán de manera importante así como las exportaciones, ya que la expectativa es que la situación financiera mundial termine por afectar el comercio y la producción que requiere ser financiada.
Todo lo anterior repercutirá en el tipo de cambio que se mueve por oferta y demanda de divisas, así como podría provocar mayores aumentos en las tasas de interés.
Lehman no era uno de los líderes en los mercados emergentes, pero sus posiciones en estos países aún podrían ascender a varios miles de millones de dólares, según los analistas de Euromoney.
La firma Interbolsa vaticina como altamente probable que los préstamos interbancarios en dólares, euros, libras y yenes se reduzcan sustancialmente, para la banca costarricense.
Por su parte Estrada admite que el crecimiento del crédito continuará muy limitado, no solo por las regulaciones que obligan a los bancos a ser muy prudentes, sino porque los bancos locales tendrán menores opciones de financiamiento en el exterior.
Lo que parece más claro para los analistas es que al estar en recesión la economía mundial, nuestra economía también tiene una alta probabilidad de entrar en recesión en los próximos meses.
Ver comentarios