Preservativos femeninos suman placer
Archivo / La República
Enviar

 $1,1 millones en subsidios recibieron iniciativas en Estados Unidos de la fundación filantrópica de Bill Gates


SALUD

Preservativos femeninos suman placer

El propósito de perfeccionar este producto es facilitar su uso y que sea placentero para proteger a las mujeres de las infecciones de transmisión sexual

Cuando Debby Herbenick se reunió para almorzar con un amigo y ex colega a fin del año pasado, fue algo natural que en la conversación se tocara el tema del sexo.

201407172254550.m11.jpg
Después de todo, es el trabajo de ambos. Herbenick es investigadora de salud sexual y Frank Sadlo, con quien compartió el almuerzo, es desarrollador de productos con experiencia en el mismo campo. Por eso, ambos se pusieron a hablar del nuevo diseño anticonceptivo, intercambiando ideas y luego dibujando dispositivos hipotéticos.

El mes pasado, el plan que concibieron para un nuevo preservativo femenino se acercó más a la realidad. El producto fue uno de los 11 proyectos anticonceptivos que ganaron $1,1 millones en subsidios a la investigación de la fundación filantrópica del multimillonario Bill Gates, y uno de tres centrados en las mujeres.
El propósito es perfeccionar los preservativos femeninos anteriores con un producto que sea fácil de usar y placentero para proteger a las mujeres, que se ven afectadas en forma desproporcionada por las infecciones de transmisión sexual en los países en desarrollo.
“Esperamos que las mujeres se sientan con más poder”, dijo Herbenick, científica de salud sexual de la Universidad de Indiana. “Los preservativos femeninos dan a la mujer la opción de decir: ‘Muy bien, si tú no quieres usarlo, lo haré yo’”.
Los preservativos existentes nunca llegaron a tener mucho éxito porque “no están hechos para el cuerpo de la mujer”, explicó Herbenick, que comparó la forma en que calzan con una “bolsa para sándwiches”.
Lo que se busca es que los preservativos se usen en todo el mundo, de Chicago a Río de Janeiro y Abidjan.
Pero es en los países en desarrollo donde las autoridades de salud pública están prestando más atención a las deficientes condiciones de la salud femenina. Las dos principales causas de muerte durante la edad reproductiva son el sida y las complicaciones del parto, según la Organización Mundial de la Salud.
Aunque los preservativos pueden detener al VIH e impedir los embarazos no deseados, las mujeres a menudo dependen de que los hombres quieran usarlos. La OMS calcula que las adolescentes y las jóvenes tienen el doble de probabilidades que los hombres jóvenes de infectarse con el VIH.

Bloomberg

 


Ver comentarios