Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



ACCIÓN


POR FAVOR...SILENCIO

| Lunes 16 julio, 2012



POR FAVOR...SILENCIO
GAPARI

Frenado Hewitt

John Isner, primer favorito, logró su segundo título consecutivo en el torneo de Newport, sobre hierba, tras imponerse 7-6(1) y 6-4 al australiano Lleyton Hewitt, que se quedó en puertas de reencontrarse con el éxito en una competición ATP dos años después.
El oceánico, otrora número uno del mundo y de 31 años, mantuvo el tipo hasta el final.
La final 43 para Hewitt, ahora perdido en el 233 de la clasificación, acabó en derrota. El tenista de Adelaida, con éxitos como Wimbledon 2002 o el Abierto de Estados Unidos 2001, fue víctima del poderoso saque de Isner.

Reinó en Umag

El croata Marin Cilic, segundo favorito, frustró las expectativas del español Marcel Granollers, al que venció por 6-4 y 6-2 para proclamarse vencedor del torneo de Umag (Croacia).
Cilic sumó sobre la tierra batida de Umag el octavo título de su carrera en el circuito ATP, el segundo en el presente curso tras el de Queen's, en Londres, sobre hierba.
Tardó 91 minutos en sumar Cilic su cuarto triunfo, en cinco partidos, sobre el español, que afrontó en Umag su primera final del año.

Cayó Mónaco

El serbio Janko Tipsarevic se convirtió en el primer serbio en ganar el torneo de Stuttgart, su primer título en tierra batida, al vencer en la final al argentino Juan Mónaco por 6-4 y 5-7 y 6-3.
En la primera final desde 1966 en la que se enfrentaban los dos primeros favoritos, prevaleció el juego de Tipsarevic.
El triunfo le supone al balcánico, octavo del mundo, el tercer título de su carrera. Stuttgart se une a sus éxitos en Moscú y Kuala Lumpur.
Esta es la primera final del año que cede Mónaco, ganador en Houston y Villa del Mar.

Duelo español

David Ferrer, cabeza de serie número uno, derrotó por un doble 6-2, al murciano Nicolás Almagro, segundo favorito, en la final española del torneo de Bastad (Suecia).
Hace cinco años, Ferrer se impuso también a Almagro en la final de este mismo torneo, por 6-1 y 6-2.
Fue la victoria número 51 de la temporada para Ferrer, que consigue el título de Bastad por segunda vez en su tercera final, que se disputa sobre tierra.
Ferrer consigue su quinto título del año, después de Buenos Aires, Acapulco, Hertogenbosch y Auckland.