Enviar
POR FAVOR… SILENCIO
GAPARI

Habla el monarca

Rafael Nadal señaló ayer que el sexto título de Roland Garros es especial para él, “más importante que ser número uno”, y que este trofeo le proporciona la tranquilidad necesaria para afrontar mejor el resto de año, y sobre todo en Queen’s, la semana próxima y Wimbledon después, los dos sobre hierba.
“Después de ganar aquí vas con una actitud positiva. Triunfar aquí me hace jugar Queen’s y Wimbledon con menos presión, así ha pasado otros años, y hacerlo con mejor actitud”, dijo Nadal, que quiere practicar hoy mismo por la tarde en el torneo que precede al tercer Grand Slam del año.

Buena reacción

“Llegué aquí con menos confianza que otras veces”, admitió Nadal al referirse a sus derrotas ante el serbio Djokovic este año. “Que me ganen cuatro finales consecutivas es muy duro”, expresó.
Respecto a Federer, analizó que cuando el suizo juega a un gran nivel como en ciertos momentos del partido de hoy (ayer), no hay nada que hacer, y recordó que en la final de 2006 fue incluso peor, porque perdió por 6-1 en el primer set.
“Cuando terminó el tercer set sentí que el partido estaba muy complicado porque no veía forma de ganar los puntos, y cuando Federer juega a ese nivel, solo queda observar, esperar que pase ese vendaval y estar preparado para poder entrar de nuevo en el partido”, expresó el campeón.

Empató a Borg

“Igualar los seis títulos de Borg es fenomenal, pero a mí lo me importa es ganar Roland Garros, y volver aquí el año próximo e intentarlo de nuevo, pero es un gran honor que se me compare con él”, señaló el español.
“El verdadero Rafa son los dos, no solo el que gana y juega bien, también el que juega mal sufre e intenta superar las adversidades. Lo dos son verdaderos, lo positivo es que he sido capaz de cambiar la situación y estar preparado para pensar que las cosas cambiarían. He ido de menos a más”, dijo Nadal.

Federer contento

Federer, por su parte, dijo estar contento con el partido que firmó, a pesar de la derrota.
Nadal “juega mejor contra los mejores y lo demostró”, agregó.
Reconoció que una de las claves del encuentro fue no aprovechar la bola de set que tuvo en la primera manga, con 5-2 en el marcador. “Rafa es duro. Tuve un golpe de mala suerte ahí. Fue un momento duro”, reconoció Federer, quien explicó que Nadal “excavó profundo para volver en el primer set”.
Federer identificó Wimbledon, que ha ganado en seis ocasiones, como “otra nueva oportunidad para hacerlo bien” y volver a luchar por el título de su campeonato preferido.


Ver comentarios