Enviar
Descubriendo el golf por travesura
Pamela Calderón lleva tres años jugando

Dinia Vargas
[email protected]

Es normal escuchar a alguien decir que descubrió el golf como deporte en un paseo, o que en su familia alguien que jugaba le transmitió la pasión por este deporte, pero no es muy frecuente que alguien comente que gracias a una travesura el golf llegó a su vida.
Esto fue lo que le sucedió a Pamela Calderón, ya que cuando su mamá la llevaba a clases de natación en el Cariari Country Club, ella siempre se las ideaba para escaparse e ir a la tienda de golf y comenzar a utilizar los palos, “eso sí, a escondidas de mi mamá”, confesó Pamela.
Mucho tiempo después la mamá descubrió que Pamela no estaba asistiendo a las clases de natación, “yo me asusté porque no sabía qué iba a decir mi mamá, pero cuando se enteró, su reacción fue muy tranquila y decidió hacer lo más aconsejable, inscribirme en una clínica de golf”, recordó.
De ahí en adelante su vida tomó un rumbo diferente, su pasión por el golf crecía más en ella conforme lo practicaba.
Ya con tres años de estar entr
e campos de golf y clases, esta joven de 17 años afirma que es complicado, pero que le atrae porque a diferencia de otros deportes, el golf le ayuda a socializar y a crecer día con día.
“Yo he practicado muchos deportes, como la natación, el fútbol y el voleibol, sin embargo, me quedo con el golf, me llena más, es más tranquilo y yo puedo conversar, en natación eso no se podía y en los otros lo que se hace es gritar”, manifestó.
Según Pamela, lo más complicado y retador a la hora de competir es “cuando por diversas condiciones uno tiene que competir contra el campo, pero a la vez contra los hombres, que son muy buenos y son muchos, además la mayoría tiene más tiempo que yo practicándolo. Sin embargo, trato de olvidar quiénes
están a mi lado jugando también y me concentro para hacer mi juego, lucho todos los días para poder mejorar y me gusta cuando logro ganarles”, dijo Calderón.
Como la mayoría de las personas que esperan tener grandes réditos de este deporte, ella sabe que el esfuerzo que realiza cada día y en cada competencia siempre tiene su recompensa.
“Voy a la escuela y cuando salgo de clases, voy al campo de golf para mi práctica diaria, ya en la noche tengo que hacer las tareas y estudiar, todos los días de la semana practico, con excepción de los jueves que voy al gimnasio”, aseguró.
Pamela espera obtener, gracias al golf, una beca universitaria para estudiar fuera del país, y aunque dice que le encantaría llegar a ser profesional, ve con buenos ojos la idea de apostar por ser arquitecta.

Desde adentro

Nombre: Pamela Calderón.
Edad: 17 años.
Handicap: 7.8
Hoyo en uno: en el Callaway Golf Junior World Golf Championships en la Carlton Oaks CC, este año.
Experiencia en múltiples torneos internacionales.
Admira a: Tiger Woods, por su poder mental a la hora de jugar.
Ver comentarios