Nuevos productos elevan control del asma en pacientes
El doctor Gur Levy, de la firma GSK, visitó el país para dar a conocer los nuevos productos para controlar el asma. Esteban Monge/La República
Enviar

201604122006540.recuadro-13-asma.gif
Una forma más fácil y efectiva de controlar el asma está ahora en el mercado y fue presentada al gremio médico la semana pasada, por parte de la internacional farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK).
Se trata de Relvar Ellipta, una terapia compuesta que combina el esteroide inhalado y el broncodilatador en un producto de larga duración, con 24 horas de eficacia, por lo que el paciente solo requiere aplicárselo una vez al día.
Además, ayuda a solucionar problemas de adherencia al tratamiento no solo en los pacientes con asma sino con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la cuarta causa de muerte en el mundo.
El compuesto viene acompañado de un dispositivo inteligente que disminuye en un 99% el mal uso que se les da a los inhaladores, por lo que contribuye a elevar las tasas de control de esta enfermedad, explicó el doctor Gur Levy, representante de esta firma británica.
“Más de un 50% de los pacientes con asma tiene un pobre control de su enfermedad. Por lo general comete errores en el uso del inhalador, lo que implica que no está usando el medicamento y esto incide en la disminución de su calidad de vida, mayor cantidad de hospitalizaciones y costos al Estado”, dijo Levy.
A diferencia de los anteriores dispositivos, el Ellipta es inteligente, pues el paciente solo requiere abrir, inhalar y cerrar, y la dosis exacta le será administrada sin importar qué tan fuerte o débil sea su inhalación.
Otra ventaja es que tiene un contador que muestra la cantidad de dosis disponibles en el envase, de manera que el paciente pueda prever cuándo requiere un nuevo suministro.
Cerca de un 12% de la población costarricense padece de asma, de acuerdo con la Iniciativa Global para el Manejo del Asma, en tanto que con un 32%, Costa Rica es el país con mayor prevalencia de asma en niños en América Latina.
El asma se origina en una inflamación crónica de los bronquios, la cual estrecha las vías respiratorias.
Al igual que otros padecimientos, no tiene cura, pero puede ser controlada con tratamientos a largo plazo.
De ser tratada de forma incorrecta, los síntomas se repetirán y los bronquios continuarán inflamados, dando lugar a una crisis. La mayoría de pacientes latinoamericanos con asma sufre de pobre diagnóstico y control, lo que trae como consecuencia una alta morbilidad.
Los medicamentos para el asma se clasifican en controladores y rescatadores, administrados ambos de forma inhalada, que es la vía más efectiva para este mal.
Cuanto más controlada esté la enfermedad, menos necesidad tendrá el paciente de utilizar rescatadores, que solo provocan un alivio rápido.
“La idea no es aliviarla sino controlarla. Si usted usa los rescatadores más de dos veces a la semana, si se despierta a consecuencia del asma una vez al mes, o con tos en la noche, si usted no puede hacer sus quehaceres diarios, su enfermedad no está controlada”, agregó Levy.

 

 

Ver comentarios