Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 21 Septiembre, 2016

El periodismo deportivo está de luto.


Murió José Manuel “El Negro” Enríquez, un nato comunicador de la radio deportiva a quien todos los colegas de prensa, radio y televisión le debemos algo.

“El Negro” fue el periodista más servicial de la radio deportiva costarricense; de bajo perfil pero con una vocación de servicio inclaudicable, se dedicó a tapar huecos, a salvar tortas, a llenar espacios, a cubrir emergencias cuando sus “jefes” o compañeros de radio faltaban a sus deberes o no los podían cumplir por diferentes razones.



Lo conocí en Radio Sonora a finales de los años 80, cuando dirigía yo una aventura radiofónica que no me dejaba dinero pero sí una satisfacción profesional enorme: mi querido programa “Simplemente tenis”; de puro tenis nacional e internacional que pasó luego a Sonido 11-20, donde fue mi asistente honorario el gran tenista Mario Muñoz.

Humilde, sonriente, dispuesto a ayudar, Enríquez era una enciclopedia viva de música popular de todo tipo, con enorme experiencia en cabina, de manera que le resultaba fácil programar música de calidad y combinar su trabajo con los espacios deportivos.

Hace rato que perdimos el contacto físico de manera que no estoy enterado si todavía “El Negro” era el brazo derecho y el izquierdo de ese otro gran colega de la radio y la televisión deportivas, Luis López Rueda, la famosa “Ardillita” que se metía en la cola de un avión o en la bodega de un barco y viajaba a Europa a dar cobertura al Giro, al Tour, a la Vuelta a España y se perdía 30 o 45 días, dejándole Luisito a “El Negro” toda la responsabilidad del “brete”.

“El Expreso del Deporte” no corría por la línea del tren, de no ser por la colaboración admirable e incondicional de José Manuel a Luis, pero igual Enríquez le hizo el trabajo emergente a decenas de compañeros de la radio deportiva en las diferentes radioemisoras en las que trabajó.

A “El Negro” se le detuvo el corazón; su enorme corazón; su bondadoso corazón y de verdad que dolió conocer la noticia de su sorpresivo fallecimiento.

Estamos seguros de que otro colega grande de la radio deportiva como Adrián “Cazador” Barboza, el último jefe de “El Negro” le rendirá el homenaje que se merece en nombre de todos, absolutamente todos los periodistas deportivos costarricenses.

José Manuel Enríquez honró nuestra profesión.