Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 27 mayo, 2011



“Nunca convertí el Real Madrid en un campo de batalla; todo mi esfuerzo a lo largo de esta temporada fue de contención. Siempre antepuse mi condición de director general a la de Jorge Valdano; esto se hizo evidente cuando ejercí de portavoz y estuve obligado a la prudencia, la responsabilidad y el sentido institucional”.
Algo así dijo Jorge Valdano, luego de ser despedido de su cargo en el club merengue y dejó claro que si el escenario de su enfrentamiento con José Mourinho fue un campo de batalla, queda claro el vencedor.
Al borde de la lágrima, Valdano mostró sus sentimientos.
"Hubo un momento en el que dejé de sentirme cómodo. Entendí que el club se fue hacia un lugar de donde yo me había alejado y me quedé un poco solo. No tiene que ver con Mourinho, sino con el club en general. Desde que llegué no me he movido de mi lugar.
"He sido muy leal a todos los estamentos del club y con la persona que me trajo (Florentino Pérez). Me voy tranquilo, porque mi lealtad duró hasta el último día.
He seguido lo que manda la cultura del Real Madrid. He respetado este club hasta la última consecuencia", valoró.
"Hice un esfuerzo a lo largo de la temporada para tratar de reducir el ruido que había alrededor del Real Madrid. Le pedí muchas veces al presidente una reunión de tres (con Mourinho) para discutir frontalmente cualquier diferencia. No fue posible y desemboca en esta situación".
Valdano indicó que nunca hubo enfrentamiento que justificara la diferencia que mantuvo con Mourinho, y admitió que entre los dos no existía comunicación desde hace muchos meses. "Solo nos saludamos. El buscó otros interlocutores dentro del club. Hizo que mis responsabilidades quedaran reducidas con el primer equipo”.
Y, elegante hasta el final, llegó a elogiar la continuidad del técnico portugués. "Valoro mucho la continuidad de Mourinho. Es saludable para un club que ha sido inestable en los últimos años. La decisión es acertada. El club necesita asentarse en un proyecto durante un tiempo razonable. Ha hecho un buen trabajo esta temporada y me parece normal".
"Me voy con la tristeza de dejar el club en que llevo entrando y saliendo 27 años. Me ha enseñado mucho siempre. Resulta doloroso alejarse de los sitios y las personas queridas. Hay personas de gran calidad humana y alejarme de ellos me produce gran tristeza", concluyó.

[email protected]