Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 7 Abril, 2011


Después de recordar los viejos y gloriosos tiempos de La Tribu volvimos al juego.
Por dicha los Indios reaccionaron tras el 14-0.
Su nueva tercera base Jan Hannahan pegó el primer jonrón para la Tribu y le siguió otro de Carlos Santana, para terminar el juego 15-10.
El segundo juego fue igual de frustrante para los Indios.
El lanzador novato Carlos Carrasco no soportó la presión como segundo abridor del equipo y sucumbió en las dos primeras entradas, donde permitió siete hits y cinco carreras. Luego se controló pero ya era tarde. El daño estaba hecho y el 5-0 se volvió lapidario. Ganó Chicago 8-3, hubo 18 hits, entre ellos el primer jonrón de Travis Hafner, el bateador designado de los Indios, pero se empezó a marcar la mala racha de Choo que bateó un hit en 11 turnos al bate.
Resignado a la barrida de la serie por parte de los Medias Blancas, fuimos al tercer juego el domingo por la tarde, con un viento helado que te come los huesos.
Ozzie Guillén alinea a Omar Vizquel en tercera base, el ídolo local ahora con Chicago y cuando Omar fue a batear abriendo el tercer inning, el público se pone de pie y lo ovaciona. Vizquel conecta un hit y llega a segunda con sacrificio de Pierre.
De pie en la almohadilla, llegan a saludarlo los dos Cabrera, Orlando y Asdrúbal, dos grandes short stops que admiran y respetan al maestro, al gran campo corto que se hizo grande con los Indios y que juega como un niño a sus 40 años de edad, un miembro seguro de Salón de la Fama.
Bueno, Vizquel anota y su equipo gana 1-0: el abridor de la Tribu, Justin Masterson, lanza bien y contiene la hemorragia y en el cuarto inning los Indios logran un triple play, se motivan y se rebelan.
Con hombres en primera y segunda sin outs, Carlos Santana, que jugó la inicial, se zambulle y atrapa un toque de sacrificio de Alexei Ramírez: los dos jugadores de Chicago que nunca creyeron en esa atrapada habían salido corriendo, de manera que Santana tiró a primera, esta a segunda y se completó el triple out, que puso a delirar al escaso público presente.
Toda la familia de La Tribu se llenó de moral y en el sexto inning después de un hit de Hafner, Orlando Cabrera disparó un jonrón y por primera vez en la serie los Indios pasaron arriba 2-1, al rato sacaron las flechas y dieron en el blanco para ganar el juego 7-1 y evitar la barrida.
Seguimos mañana.

[email protected]