Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 13 septiembre, 2010



El gol tempranero de Argenis Fernández, echó a perder el espectáculo ayer en el Estadio Ecológico, que por cierto vistió sus mejores galas como anfitrión de uno de los grandes.
Hermoso fue el entorno en el coqueto coliseo celeste y muy feliz debe sentirse el arquitecto Fernando Aronne Castro, director de la Oficina Ejecutora de la UCR, en su condición de seguidor de la Liga, pero también artista creativo y artífice en la construcción de este campo deportivo, junto a otros colegas de su estirpe, por el orden, colorido y ambientazo que se vivió ayer en la ciudad universitaria.
La UCR como un todo se uniformó de gala y lástima que el equipo no pudo, a pesar de que lo intentó, empatarle el partido a los conformistas jugadores rojinegros, que se contentaron con amarrar el triunfo gracias a su gol en tiempo de desayuno.
Los ingresos de Gabriels y Armijo, que vienen de lesión, le dieron otro rostro a los académicos en el segundo tiempo, pero la Liga supo aguantar, en mucho por la seguridad de su zona central defensiva, donde González y Acosta forman una mancuerna muy sólida, acuerpada además por tres escudos que se paran delante de ese binomio: Valle, Guzmán, Oviedo y hasta Gabas, lo que complica y mucho el tránsito del enemigo hacia la portería de Patrick Pemberton: tres goles en contra en ocho partidos retratan muy bien de lo que hablamos.
Por si fuera poco, cuando las cosas tienden a complicarse y el rival se ilusiona en ofensiva, el Machillo Ramírez mete otra barredora, el fiero marcador Elías Palma y peor se le pone el asunto al que está en frente.
Desde luego que este reforzamiento defensivo del Alajuelense, limita sus movimientos ofensivos, ahora que el encargado de lanzarlos es Cristian Oviedo, que se da el lujo de jugar de número diez, sin serlo, en mucho porque es un veterano hábil e inteligente y está “sobrado” en la mediocridad de nuestro medio, tanto que ayer fue el mejor jugador rojinegro.
Sin embargo, si se entra a un análisis serio del tema, este Alajuelense con Oviedo de 10; con Argenis tirado y escondido por la derecha y con Marco Ureña solitario en ataque, no asusta a nadie.
En mucho por esto fue que desde el minuto 85 al 90, tanto Ramírez como Mauricio Montero, no dejaron de alertar a sus discípulos de que el juego agonizaba, para que no se descuidaran…defensivamente.

[email protected]