Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 29 Agosto, 2009



Despistado que estoy, ayer sugerí que Cristian Bolaños podía hacer pareja en el ataque costarricense con Bryan Ruiz, para enfrentar a México, olvidando que don Cristian no puede jugar ante los aztecas por acumulación de tarjetas y fue convocado para el partido en El Salvador.
En todo caso, más que de nombres, trataba la columna de estilos, de alinear en zona de ataque a futbolistas que cuenten con más cualidades técnicas que físicas; que tengan más fantasía que potencia, como una alternativa del cuerpo técnico para distraer la atención de Javier Aguirre, que probablemente monte su estrategia con base en los rivales de la tricolor que conoce de la Copa Oro y el juego de ida en el Azteca.
De manera que si no puede ir Bolaños; puede ir William Sunsing o el mismo Armando Alonso que acostumbra a jugar adelantado en el Saprissa.
Es una simple sugerencia en procura de presenciar una línea delantera que se salga por ahora del esquema tradicional de Rodrigo Kenton, tan previsible, en el que básicamente Alvaro Saborío es enviado a la guerra contra dos o tres defensores rivales y solo lo medio empuja Andy Herron escondido por los costados.
Sabemos que el fuerte de Costa Rica antes de que se iniciaran los descalabros de los equipos y el de la Sele en Honduras, fue la cintura de la formación, donde Celso Borges y Walter Centeno como volantes mixtos y Alonso (Bryan Ruiz) con Esteban Sirias por los costados, le dieron equilibrio a la línea de cuatro en defensa y al binomio de ataque.
De pronto, las goleadas a Liberia Mía y Herediano repercutieron en el trabajo de defensores que como Wallace, Delgado y Fernández venían trabajando bien en la primera vuelta de la hexagonal y, como canta Emmanuel… ”todo se derrumbó dentro de mí”, decía Kenton y el equipo se partió.
Ahora hay que rearmarlo para enfrentar a mexicanos y cuscatlecos y en la nueva arquitectura del equipo, es donde sugerimos las variantes en zona de ataque, para no ser tan previsibles ante los ojos del cuerpo técnico azteca.
Si Kenton cuenta con jugadores veloces por los costados, casos de Herrera, Sirias, Alonso y Sunsing, fáciles de acomodar en la cintura al lado de Celso y Paté, la lógica dicta enviar adelante a Bryan Ruiz, a quien el Vasco Aguirre no conoce bien y que además, mete goles en Europa.
Hay exceso de material en la cintura; hay escasez de mano de obra en ataque; de manera que no es mala idea catapultar a Bryan a la par de algún otro futbolista fantasioso como variante que sentimos adecuada y que puede dar buenos dividendos.
Comprendemos también lo difícil que es sentar a Saborío, al mismo Cachorro, de manera que esto es un asunto de intercambio de ideas, en el entendido de que la única y última palabra es del técnico.

[email protected]