Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 30 julio, 2015


El Club Sport Cartaginés está cumpliendo una pretemporada con silenciador en sus filas. Hace muchos torneos que los brumosos no lo arrancan tan en silencio. Quizá tenga que ver con las secuelas de los fracasos que tuvieron técnicos como Alexander Guimaraes, Mauricio Wright y Enrique Meza Jr., quienes se presentaron como la pomada canaria que les daría a los brumosos la ansiada corona y salieron temprano por la puerta de atrás.
La dirigencia del Cartaginés se cansó de experimentos, de pagar altos salarios a sus estrategas sin recibir nada a cambio y se apuntó a darle las riendas para el Invierno 2015 que se destapa este fin de semana, a su emergente de lujo Claudio Ciccia, un apagaincendios que ha sabido en varios momentos por lo menos apagar las llamas, aunque al final la casa siempre se quema.
Otra vez el Cartaginés presenta una nómina de lujo, ha sido así en las últimas campañas, pero mentalmente el equipo se derrumba por el peso de la ausencia del título y se va quedando en el camino sin acceder al protagonismo. Tuvo el título casi instalado en sus vitrinas con Javier Delgado, pero un Herediano inspiradísimo se lo arrebató en el juego de vuelta.
Tenemos un Cartaginés sin puntos flojos, donde siguen en la portería sus dos jóvenes y muy buenos arqueros: Alejandro Gómez y Luis Torres.
Juan Diego Madrigal, Carlos Johnson, Darío Delgado, Jamesson Scott, Kevin Vega en defensa.
Juan Gabriel Guzmán un mediocampista estelar que ayudará a Danny Fonseca, en su última temporada, en la recuperación. La zona de gestación de juego es de primer nivel con Mauricio Castillo, José Adrián Marrero y otro fichaje de peso como el de Álvaro Sánchez. Un relevo interminable es Paolo Jiménez y en ataque el exmanudo Alejandro Aguilar ha movido redes en la Copa y hará tripleta con Fabrizio Ronchetti y el ícono local Randall “Chiqui” Brenes.
Pareciera que don Daniel Vargas y sus cuates en la directiva del equipo azul, se apegaron al lema preferido del técnico Rodrigo Kenton de que calladito es más bonito y a lo interno del club se le ha hecho mucha más bulla al tema de la inversión de capital a la institución por parte de diferentes grupos que desean cooperar con el legendario equipo, que a la parte meramente futbolística.
Un fuerte y silencioso Cartaginés está listo para la brega.

[email protected]publica.net