Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 28 Abril, 2015

Herediano se juega mucho esta noche.
Se juega una remota posibilidad de conquistar la primera fase del Verano, en caso de ganar los tres juegos que le faltan, todos contra rivales directos: Alajuelense, Saprissa y Santos, siempre y cuando el Monstruo muerda el polvo en el cierre con Carmelita.
Se juega, si le gana al León, la posibilidad de ocupar el segundo lugar de la fase clasificatoria por encima del Santos, lo que le da la oportunidad de cerrar en casa en semifinales.
Si el Team vence a la Liga, pierde con Saprissa y derrota a Santos ocupa el segundo lugar.
Igual, podría perder hoy con la Liga y luego doblegar al campeón y al Santos y queda segundo.
En la otra acera, el Alajuelense no tiene ninguna opción de quedar segundo; los 39 puntos que suma el Santos son inalcanzables para los erizos, de manera que el clásico provincial tiene otros propósitos.
El primero es sumar para amarrar la clasificación y dejar definitivamente eliminado a Pérez Zeledón. Si la Liga vence esta noche en casa, asegura la clasificación y como agregado, le queda una leve posibilidad aritmética de desplazar al Herediano del tercer puesto, lo que en principio significa nada más y nada menos que evitar al Monstruo en la semifinal.
Si la Liga derrota esta noche al Herediano y el Team repite derrota con Saprissa, el tercer lugar se va a definir en la jornada de cierre, donde Herediano visita al Santos y Alajuelense será local con AS Puma Generaleña.
Este clásico provincial sí será determinante para las clasificaciones, todo lo contrario al clásico del fútbol nacional que recién empataron Saprissa y Alajuelense y que no definía, ni definió absolutamente nada.
Les cuento que se me pararon los pelos cuando el día del clásico, en un matutino titularon la noticia que anunciaba ese Saprissa-Alajuelense como “Se juega el liderato, el pase y hasta el honor”. (¿?)
¿Cuál liderato si Saprissa le llevaba ocho puntos a la Liga y aún cayendo ante los manudos seguía primero?
¿Cuál pase?
Ningún equipo podía sobrepasar al Saprissa aun cayendo y mucho menos el Alajuelense?
¿Y cuál honor?
Desde cuando el honor de este par de gloriosas instituciones se va a marchitar o poner en riesgo en un simple partido de 90 minutos que no decide nada.
¡Qué mal que está la prensa deportiva en todo el mundo!
El sábado, don Louis Van Gaal, ese técnico de cara amargada pero repleto de sabiduría nos dio otra lección.
Le preguntó un colega: ¿Desea que regrese Chicharito al Manchester United? (Por el gol de Champions). Y respondió el estratega tulipán.
“Para nada. Estoy interesado en Falcao, ese sí juega fútbol; Chicharito no va a ser distinto, ni mejor, porque anotó un gol en Champions. ¿O usted creé que sí?”
Es que se volvió loca la prensa deportiva mundial por ese gol del mexicano que lo meto yo con los ojos cerrados. Lo mediático entierra el análisis, la objetividad, la realidad.
Bien por Van Gaal. A pregunta estúpida, respuesta certera.


[email protected]