Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 14 Abril, 2015

La cara de lamento de Óscar Ramírez lo dijo todo.
De nuevo Jeaustin Campos se salió con la suya y no dejó que el Machillo saboreara el triunfo en el clásico. Saprissa se lo empató en el cierre, reedición de dramas pasados.
Un partido abierto de escasas emociones liderado en cada una de las formaciones por las mejores figuras del evento: Marvin Angulo y Johan Venegas, este proyectado ya internacionalmente, y el morado, aburrido de mostrar su clase sin llamar la atención de los técnicos tricolores.
Sin Ariel Rodríguez en la punta del ataque campeón, el rival se dio un respiro; el juego de Jonathan Moya es menos complicado de cazar de ahí que la retaguardia manuda, tan cuestionada en Liga de Campeones tomó oxígeno y se volvió a ver “normal”.
Para Patrick Pemberton el clásico no fue nada complicado y fue en el cierre, que un conato de bronca con Hansell Arauz lo sacó de concentración y por ahí cayó el empate morado, en jugada de carambola a dos bandas impulsado a los cordeles por el propio guardameta.
El empate fue buen negocio para el bicampeón nacional porque dejó las cosas exactamente igual: mantuvo la cima, la supremacía de los últimos enfrentamientos con su archirrival y el lujoso colchón de ocho puntos de diferencia.
Para la Liga, lo único bueno que le deparó el resultado tuvo que ver con la derrota de Uruguay ante Belén, dado que la caída de los lecheros les permitió a los manudos atrapar el cuarto lugar de la clasificación, un botín muy preciado y con varios candidatos a obtenerlo.
Saprissa se ha consolidado en defensa: Danny Carvajal muestra categoría y la tripleta de extranjeros: Machado, Imperiale y Diana, pesan. La regularidad de Keylor Soto aporta y hay buena reserva. En ataque, el Monstruo luce más picante con Deyver, Ariel y Colindres, tripleta imposible de juntar hoy por las lesiones. El famoso “10” no existe y si existe no juega (Estrada), de manera que son Angulo y Guzmán los llamados a construir el edificio.
Alajuelense ha perdido brillo; sus seguidores piden a gritos la presencia de Mauricio Montero al lado del Machillo para que hierva la sangre rojinegra en la banca y en la cancha. Jeaustin Campos siempre se ve acuerpado. El Macho solitario. Sobra talento en la cintura eriza: Calvo, Matarrita, Venegas, Gabas, Alonso, Sánchez, pero falta peso en ataque. La ausencia de Jerry Palacios se nota y está recargada la opción de gol en McDónald.
Clásico empatado; todo siguió igual, menos la tesorería del monarca.

[email protected]