Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 29 diciembre, 2014


El fichaje de Mauricio Wright como director técnico del Herediano no se desarrolló por los cauces normales.
Se contaminó con manifestaciones nada convenientes, de personajes que estaban ligados al entorno cercano del evento, y en las que Wright no tuvo absolutamente nada que ver.
Simplemente lo llamaron de emergencia y aceptó el cargo, dándose incluso el lujo, no confirmado, de que rechazó oferta del Municipal de Guatemala para ser nuevo timonel del Team.
El dirigente rojiamarillo Orlando Moreira a la hora de la firma, expresó que el fichaje de Mauricio se producía porque de última hora se cayó el de Hernán Medford, por unas declaraciones anticipadas en redes sociales del agente del “Pelícano”, que no agradaron a la parroquia florense.
Todo apunta a que Medford era el favorito de la dirigencia herediana y de sus tres principales cabezas: Moreira, Aquil Alí y David Pattey, pero algo expresó el representante del extécnico de la selección hondureña que hizo dar vuelta a la decisión.
Notificado por la prensa deportiva de que no sería el técnico del Herediano, Medford se destapó a su mejor estilo y disparó contra el vestuario del Team. No duda Hernán un segundo en afirmar que fue rechazado por los líderes del camerino rojiamarillo, olvidándose estos de que el fútbol da muchas vueltas y, sin decirlo, el que la hace, la paga.
La dirigencia del Herediano no desea involucrar en su decisión al vestidor y responsabiliza de que Medford no fuera el escogido al representante del técnico.
Hernán no cree ni por asomo en esto y carga contra el camerino. Wright “se hace el maje” y firma.
Otra oportunidad que le da el fútbol costarricense a un entrenador que acaba de ser despedido del Cartaginés, aparentemente sin razón de peso. Las ninfas están con Mauricio. Sin consultar media palabra con el nuevo estratega, los dirigentes ceden en préstamo a cinco jugadores de la nómina de Jafet, que, quizá, Wright hubiese querido utilizar.
Jafet sale de escena, cambia la jacket de cuero que no le trajo suerte en la final por camisas de marca y asume de nuevo la gerencia, sin opinar nada del “affaire” Medford-Wright.
Sin duda, demasiada turbulencia en la escogencia del nuevo técnico del Herediano, repleta de nubosidad.
Y, algo también delicado pero externo: una mayoría de seguidores del Team, han externado criterio en redes de que preferían a Medford que a Wright.
Ojalá y que en el Rosabal Cordero no se repita aquello de que... lo que mal comienza...

[email protected]