Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 08 diciembre, 2014


Herediano es finalista.No es noticia nueva.
Los pupilos de Jafet Soto aprovecharon de maravilla su victoria en el Fello Meza 3-2 y ayer en su tierra, jugaron una semifinal de cálculo, congelada, bien protegida, quizá a la espera de que el Cartaginés abriera la cuenta para darle al partido un nuevo entorno.
Como los discípulos de Claudio Ciccia no movieron los cordeles y tuvieron un par de oportunidades para hacerlo, sobre todo una en piernas de Carlos Hernández, el anfitrión siguió jugando como pez en agua, amarrando un empate en blanco más que suficiente para sus aspiraciones de finalista.
La semifinal se definió en el Fello Meza; el Rosabal Cordero fue simple anfitrión para celebrar el pasaporte a la final en casa.
El milagro brumoso no se produjo; no hace muchos años, más bien suman un poco de semanas, que el Cartaginés tenía que sostener ventaja de dos goles en este escenario para campeonizar. ¡Campeonizar!
Y no lo logró.
Ayer, el tema era al revés, pues tenía que meter dos goles para sobrevivir, libreto mucho más difícil, y tampoco lo hizo.
Jafet Soto no pierde la ocasión para manifestar que a su equipo le costó mucho llegar arriba, que lo agarró en el sótano y lo subió a la cima. Y tiene razón.
Ahora, el favorito de un sector mayoritario de la prensa deportiva para ser campeón nacional, está instalado en la final, a la espera de su contendiente.
Saprissa o Liga Deportiva Alajuelense.
Lo conoceremos esta noche.
El clásico cambió de tono con el gol de Heiner Mora; ahora la Liga está obligada a meter un gol y para ir a buscarlo, tendrá que regalar espacios, ya no le sirve el empate en blanco y con solo recordar lo sucedido en el Estadio Nacional no hace mucho, cuando Saprissa ganaba 1-0, el león se fue ansioso y furioso por el empate y en un contragolpe letal, Ariel Rodríguez los mató con el segundo, con solo recordar este suceso tan reciente, la familia eriza sabe que para hoy, no caben alegrías y confianzas anticipadas.
Alajuelense tiene equipo de sobra para darle vuelta al marcador, pero Deiver Vega, Ariel Rodríguez, David Ramírez y Daniel Colindres, cuatro atacantes de características muy similares, han demostrado hasta la saciedad que son capaces de romper el muro defensivo más pintado, máxime si descubren grietas.
La Liga tiene que atacar, pero sin fisuras; poder lograrlo será su tarea, su faena, su pasaporte o exclusión de la final.

[email protected]