Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 1 Abril, 2014

Alajuelense recibe esta noche al Toluca de México en uno de sus mejores momentos.
La nómina eriza está jugando muy buen fútbol, esperan a los “choriceros” en la cresta de la ola y con la seguridad que tiene el cuerpo técnico, que el equipo titular y la reserva están capacitados no para hacerles un buen partido a los mexicanos, sino para derrotarlos.
Óscar Ramírez —y aunque se moleste don Marvin Solano—, sigue demostrando ser un gran estratega y además, excelente planificador. Si bien es cierto, en varias ocasiones la Liga recibe derrotas difíciles de asimilar precisamente por la bondad de su planilla, una de ellas la paliza en Limón, los eventos positivos para la escuadra manuda que se han presentado en las últimas jornadas no son obra de la casualidad, sino de una proyección trabajada y ordenada por el Machillo desde su sala de estudio en su residencia en Belén.
Ya Mauricio Montero cantó que don Óscar se encierra solitario a mirar, repasar y repetir videos de juegos donde actúan sus próximos rivales y ahí desmenuza los colectivos y las individualidades.
El éxito del técnico de la Liga no se puede tapar con un dedo; es un vencedor, los títulos lo acuerpan, los buenos partidos de sus discípulos lo cobijan, aunque personalmente lo sigo considerando como el técnico más indescifrable del campeonato nacional. Nadie sabe para dónde agarra y precisamente estas interrogantes juegan para el partido de ida frente a los mexicanos.
Quien me adelante al mediodía de hoy, cómo va a alinear el Alajuelense y cómo va a planificar el partido, que le entregue la Copa de una vez al próximo campeón del mundo.
El único que está seguro en la formación rojinegra es el portero Alfonso Quesada y nadie más, porque el resto va a depender si Ramírez juega con línea de tres o línea de cuatro; si se ordena con un 3-5-1 como se le paró y destruyó al Herediano, metiendo piernas y talento en la cintura o se decide por un 4-4-2, ofreciéndole al eventual ariete, Jonathan McDonald otro socio.
¿Quién defenderá por el sector izquierdo?
¿Porfirio López, Ariel Soto o Ronald Matarrita?
¿Un medio de marca: Ariel o dos?
¿Le quitará Camilo Aguirre una eventual titularidad a Osvaldo Rodríguez, Johan Venegas o Allen Guevara?
Podemos especular lo que queramos pero las piezas del ajedrez las mueve el Macho: peones, alfiles, torres, caballos, rey y reina están encerados.
Esperaremos ansiosos y confiados el jaque mate.

[email protected]