Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 22 Noviembre, 2013

Dos temas internacionales.
Uno: el desmadre de FIFA de seleccionar las cabezas de serie del Mundial en Brasil de acuerdo a su clasificación del mes de octubre y que provocó estupideces como que Uruguay que tuvo que ir al repechaje fue designada cabeza de serie y quedó fuera Italia, tetracampeona del mundo y primera e invicta en su eliminatoria europea.
Dos: definitivamente que México, debería ser merecedor de un periodismo deportivo más decente.
Resulta que ahora, Miguel Herrera es un héroe nacional y fue “el valiente que entró en la casa que se consumía en llamas y con trabajo y serenidad apagó el incendio en el que se había envuelto el Tricolor en la eliminatoria mundialista de la Concacaf”.
Esto dijo la prensa deportiva mexicana.
Agregan que “Al Piojo no le importó su cargo como técnico del América, sino el reto de llevar a México a la Copa del Mundo”.
¡No importa que yo no vaya al Mundial, pero México sí va a ir!, fue el grito de guerra del nuevo Pancho Villa con ribetes de Chapulín Colorado de los mexicanos.
Ahora repasen esta joya escrita por los colegas mexicanos: “la labor psicológica, técnica, táctica y futbolística de Herrera, quien festeja de manera exultante los goles de sus dirigidos, resultó y tras 12 años como director técnico, Miguel Herrera consumó, en dos partidos, lo que cientos de estrategas no lograron en toda su carrera”.
¡Qué ridículo; qué ridículo!
¡Qué fanatismo, qué falta de seriedad, qué escasez de análisis, qué ceguedad!
Se tragaron un pastel, un queque con ciruelas como Nueva Zelanda y dan la impresión de que eliminaron de Brasil a Inglaterra o a Argentina. Y sobra decir que a Oribe Peralta, autor de tres goles en el juego de vuelta, lo compararon con Cristiano Ronaldo y lo apodaron “El Hermoso”.
¡Pobrecitos!
Retornando a la FIFA, resulta que esa clasificación de octubre impidió que Italia, Francia e Inglaterra, tres campeones del mundo e incluso Holanda subcampeona actual, sean cabezas de serie, cediendo su espacio a Bélgica, Colombia, Suiza y Uruguay. ¿Habrase visto mayor estupidez?
Solo imagínense que si a las bolitas de las tómbolas, no se les ponen peso y calor para amañar el sorteo, como ha sido usual, un grupo del Mundial podría quedar con Brasil, Francia, Italia y México, tres campeones del mundo matándose en la fase inicial. ¡Qué idiotez!

[email protected]