Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 5 Febrero, 2013

Sumergido en la sala de redacción siguiendo el desarrollo del Super Bowl, no me cabe la menor duda de que las “piernotas” de Beyoncé me sacaron de concentración y se me corrieron los horarios.
Por razones muy lógicas de edad, no sigo las carreras de las nuevas estrellas del canto y la actuación, por lo que debo reconocer que era la primera vez en mi vida que veía “cantar” a ese monumento, de cuerpo electrizante y sobre todo, montado en un par de piernas espectaculares. Son las piernas más hermosas que he visto en muchísimos años.
Entonces, aturdido, me puse a escribir la Nota de Tano y se me corrieron las “tejas” y en dos ocasiones puse que el juego de Costa Rica en Panamá era hoy martes, en lugar de miércoles.
Las disculpas del caso y por favor… ¡échenle la culpa a Beyoncé!
Retornando a la formación que nos suministró el duende y en caso de que esa sea la alineación de Costa Rica en Panamá, insistir que a primera vista parece superdefensiva, con nueve hombres en posición de retaguardia y solo Bryan Ruiz y Álvaro Saborío en ataque, pero el técnico Pinto puede darles a los carrileros Cristian Gamboa y Bryan Oviedo y a Celso Borges en la cintura, funciones de acompañamiento a Ruiz y Álvaro cuando el equipo se proyecte al ataque.
Se le daría a la formación un mayor equilibrio con cinco hombres en retaguardia, seis con el portero, que el duende dice que será Navas; los tres centrales: Umaña, González y Acosta y los volantes de marca Ariel Rodríguez y Douglas Sequeira.
Si don Jorge Luis juega con tres centrales y les da libertad de volar a los carrileros y a Celso, podríamos ver en el Rommel Fernández un equipo bien parado y equilibrado. La bronca viene cuando nuestro estratega les prohíbe a los defensores laterales pisar territorio enemigo, detalle táctico que ha sucedido en infinidad de ocasiones.
Pinto ha sentenciado que ocupa 21 puntos para clasificarse; se supone que contabiliza los 15 como local, que incluiría victoria ante México y pescar seis de visita, que debe amarrar en las salidas a Panamá, Jamaica y Honduras. Pensando así y calculadora en mano, triunfar en Panamá resultaría vital para amarrar luego los otros tres puntos entre Jamaica y Honduras, dado que deben “presupuestarse” según dicta la lógica, derrotas en Estados Unidos y México.
Ahora esperemos para saber si el duende tenía razón.

[email protected]