Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 16 Noviembre, 2009



Este René Simoes nos resultó un fiasco.
Cada hora que pasa al frente de la Selección Nacional me decepciona más.


Me agradó su arranque; sus primeras horas; las primeras declaraciones, antes de caer en la corriente de las frases trilladas, sin sustento, sin contenido.
La pura verdad, no me agrada observarlo tan coqueto, tan bien pintado, tan en pose, tan “omnilife”; me gustan más los entrenadores con overol, con hambre de triunfo; con necesidad de ganar porque aún les falta mucho por alcanzar en la vida. Este brasileño parece tenerlo todo, por consecuencia, hace rato que terminó su lucha.
Casi seguro que de Montevideo se queda en Brasil, con sus restaurantes, de donde Eduardo Li no debió sacarlo para ponerlo al frente de un grupo de desconocidos.
Es muy fácil llegar como técnico a un país y pedir la lista de los futbolistas que juegan en el extranjero, suponiendo, con lógica, que esos son los mejores.
Entonces, los llama a todos.
No importa si están lesionados, si están desencanchados, si tienen ritmo, si son titulares y si han sido convocados recientemente con regularidad.
De los 18 jugadores que estaban para enfrentar a Uruguay, siete juegan el campeonato nacional y once lo hacen afuera. De los once titulares, siete “legionarios”.
¡Qué de las lesiones de Marshall, Tuma, Miller!
Después de cada fracaso, la respuesta hueca.
“Si Australia le ganó a Uruguay, por qué Costa Rica no le ganará a Uruguay”. Y perdimos.
Entonces se inventó otra.
“Si Uruguay derrotó a Brasil en el Maracaná, por qué Costa Rica no puede derrotar a Uruguay en el Centenario.
Y así nos trae, con convocatorias de oídas; con alineaciones sopladas, con cambios errados, con desaciertos descomunales nunca aclarados, como lo fue la causa de su expulsión en Washington, detalle primario y directo del posterior empate del anfitrión.
¡Qué sabe de Celso Borges!
Por qué lo alineó si este buen jugador se cayó técnicamente en toda la segunda vuelta con Kenton. ¿Lo alinea por nombre; lo alinea porque se lo sopla Watson?
Me ha decepcionado este entrenador; se me cayó del pedestal un segundo después de que Michael Bradley descontó para los Estados Unidos; desde ese instante, hasta el sábado, tras su tonta broma de que vería el juego desde su casa, solo desaciertos ha sumado este coqueto entrenador de portada, con bigote exacto y poco de técnico.

Gaetano pandolfo
[email protected]