Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 18 octubre, 2007


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo
[email protected]  

No estamos en contra de la decisión de Hernán Medford de darles oportunidad a más de 50 jugadores en estos partidos de fogueo, incluido el de anoche ante Haití, cuyo resultado final desconocemos a la hora de redactar esta nota.
Estamos seguros de que el cuerpo técnico de la tricolor sigue un plan previamente establecido y que a lo interno del grupo, Medford, Tulbovitz y Ramírez cuentan con parámetros de valoración de figuras que la prensa deportiva y la afición desconocen.
Podría ser que don Hernán solo necesita de media hora de juego y de dos o tres entrenamientos más los minutos de las concentraciones para medir la capacidad de un futbolista. Los periodistas quisiéramos verlos de titulares o jugando con la selección muchísimos minutos.
En ese sentido tenemos que tener confianza en el trabajo planificado por Hernán y sus compañeros, con las limitaciones tan propias del entorno.
Lo que pasa es que siempre que viene una eliminatoria se cae en los comentarios que van produciendo los acontecimientos, es decir, los partidos de fogueo y nace esa gran interrogante sin respuesta.
Dada la escasez de mano de obra del campeonato nacional, aunque muchos opinan que contamos con excelentes futbolistas…¿no sería mejor aprovechar los pocos fogueos que firma la Federación para alinear a los titulares y que estos lleguen bien afilados a la eliminatoria?
¿Si al final de cuentas, a la hora cero, Costa Rica va a formar con los mismos de siempre; seis o siete jugadores del Saprissa, uno o dos de la Liga y tres o cuatro legionarios, no es mejor que lleguen a junio de 2008 con seis o siete partidos de fogueo, que con dos o tres?
¿Si los tres centrales serán casi seguro Jervis, Cordero y Badilla o quizá Umaña en lugar del primero, no es mejor para Medford que hayan jugado ya siete partidos de práctica juntos, entendiéndose, acoplándose, compenetrándose, solidificándose, corrigiendo errores sobre el camino, para abrir la eliminatoria con un fogueo verdadero y no con los ratitos que se les han otorgado?
Me parece que este es un tema que incluso se manosea en los previos de una eliminatoria; considero que desde 1988, cuando nace este espacio, he sido reiterativo en citarlo, pero es un asunto técnico o hasta lógico que no se puede dejar pasar, ni archivar.
Si Hernán Medford tiene en su mente que Alvaro Saborío será su centro delantero titular y que será empujado al gol por Walter Centeno y Alonso Solís, la lógica dicta que esta tripleta de jugadores debe alinear en los siete partidos de fogueo de la Selección Nacional para que arribe coordinada y entrenada a la hora de la verdad.
Romper las sociedades de un equipo para dar paso a probar 60 jugadores, casi todos en muy pocos minutos, sinceramente no parece una decisión acertada, aunque lo repetimos, se debe respetar pues las intenciones del cuerpo técnico son desconocidas públicamente.