Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 11 Mayo, 2009



Los resultados de los juegos de ida, victorias de los equipos visitantes, Herediano en San Ramón 1-0 y Liberia Mía en Pérez Zeledón 2-1, fueron determinantes para que los vencedores amarraran ayer, en partidos de vuelta bien complicados su clasificación a semifinales.
Así, Herediano que empató 2-2 con Ramonense se las verá contra Brujas y Liberia Mía, que volvió a derrotar a los guerreros, esta vez en su casa 1-0, se medirá con el pentacampeón, Saprissa.
Goles tempraneros de los clubes que llevaban ventaja; Andy Furtado para Herediano y Michael Umaña de penal para Liberia Mía, parecían volcar la balanza desde la madrugada de los encuentros a los ayer anfitriones, pero nada que ver.
Tanto Ramonense como Pérez Zeledón, vendieron cara su eliminación; los poetas pusieron contra las cuerdas a un equipo florense muy tímido en ataque y los guerreros bombardearon el marco de Alvaro Mesén en la primera parte, aunque en el complemento, todo estuvo dispuesto para que los pamperos aumentaran las cifras, sin éxito
Por lo que presentaron los dos equipos sobrevivientes, tendrán que mejorar y mucho, si esperan vencer en las semifinales a morados y hechiceros.
Herediano decepcionó futbolísticamente en sus compromisos con los poetas; el conjunto de Ronald Mora se pareció mucho más al que fue goleado en San Carlos 3-0, que al que arrolló a varios rivales, después de que el Macho suplió a Paulo Wanchope en la dirección técnica.
Ayer el “team” no se encontró y en vista de que los discípulos de Cerqueira jugaban mejor al fútbol y se juntaban Cordero, Davis, Granados, Petroni, con Quiñónez y Rooper para atacar y con Zapata, Fernández y Sánchez para defender, el estratega florense decidió acurrucarse en la mitad del campo, con doble línea de cuatro: bajó a Montoya a unirse con Arias, Solís y Marshall; juntó a Acosta, Sánchez y Angulo con Blanco y vimos entonces a un Herediano más preocupado de que no le metieran el 3-1 a anotar ellos el 2-2.
El zarpazo del talentoso José Sánchez, un pequeño mediocampista, de cuyo fantasioso fútbol quedamos atrapados desde su debut con la UCR, llevó la calma al vestuario rojiamarillo, pero todas las dudas están abiertas.
Brujas es un equipo de nómina exquisita, no es tan ordenado para jugar al fútbol como Ramonense, que de verdad sorprendió por su orden táctico en la etapa final, pero sí tienen los hechiceros individualidades suficientes para romper y ganar cualquier partido estrecho.
Herediano no le ganará a Brujas, si no mejora sustancialmente su rendimiento y en cuanto a Liberia Mía, sin duda le ha tocado bailar con la más fea, un Saprissa distendido, descansado, pleno de emotividad; con la estadística a su favor ante los liberianos, pero en todo caso, un atractivo desafío profesional para su académico técnico, Allan Gay-Hardy.

[email protected]