Enviar
Naufragó en la orilla
El Arsenal tocó la puerta pero no entró, Milán está en cuartos

El Arsenal tocó la puerta del Milán con más fuerza de la esperada y el holandés Robin van Persie tuvo la posibilidad de meterse hasta la cocina del equipo italiano, sin embargo el cancerbero Christian Abbiati se encargó de cerrarla en el preciso momento.
Es por eso que ya el equipo rojinegro tiene un campo en cuartos de final de la Liga de Campeones, aunque sufriendo hasta el último minuto.
Si el primer tiempo fue de maravilla para los de Londres, el segundo quedará marcado por la jugada del minuto 59, donde tuvieron el empate.
El estadio Emirates vibraba, soñaba con la épica remontada. Los tres goles del primer tiempo los tenía a un paso de empatar a su rival, ayer desaparecido.
Se encargó del francés Laurent Koscielny de devolver la fe a las gradas, y los tantos del checo Tomas Rosicky y el holandés Van Persie desde el punto de penal, dejaban todo a un gol, un tanto para alargar el encuentro, una anotación que ponía las cosas como empezando.
Y llegó la opción más clara que tuvieron los “gunners” en todo el segundo tiempo, en ese minuto 59 y ¿en pies de quién quedó?, de Van Persie. Después de que Gervinho a puro coraje se llevará un balón que entre rebotes le quedó al goleador frente al portero. Robin trató de bañar al alto guardameta italiano que estaba de rodillas, pero se quedó corto y el balón terminó en las manos de Abbiati.
Más de uno casi se ahoga con la jugada, los del Arsenal con el grito de gol que se les atragantó, mientras los del Milán aprovecharon para respirar profundo.
El Milán ya no dejó tantas posibilidades después de eso, fue como si despertarán del estado de gracia en que habían vivido, ayudados en mucho por los cambios y hasta tuvieron un par de oportunidades mediante el contragolpe de terminar con el Arsenal.
Se sintió el gol, sin embargo no llegó, los minutos pasaron y pasaron sin que el tablero cambiara de marcador y la puerta no se abrió para los ingleses. El Milán espera rival en cuartos.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]
Ver comentarios