Enviar
Falta de recursos, trabas burocráticas y sistema obsoleto impidieron prevenir la tragedia, adujo Karla González
Ministra renuncia en solidaridad con familias dolientes
• Presidente Oscar Arias conversará con funcionaria antes de decidir si acepta la renuncia, y reiteró su voto de confianza

Danny Canales
[email protected]
Colaboró en esta información el periodista Carlos J. Mora

Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes, presentó ayer su carta de renuncia de forma sorpresiva, como consecuencia del desplome del viejo puente de hamaca en Turrubares al momento en que pasaba un autobús; tragedia que se cobró la vida de cinco personas.
La dimisión la presentó por la tarde ante Oscar Arias, presidente de la República.
La salida de González fue en solidaridad con el sentimiento de enojo de las familias dolientes “ante un Estado y un Ministerio de Obras Públicas y Transportes que les falló”, según dijo en una rápida conferencia de prensa que realizó en el que hasta ayer fue su despacho.
En su alocución, reconoció que para los afectados no cuenta el hecho de que el Ministerio que tuvo a su cargo por tres años y medio haya realizado muchas obras, pues reconoció “que no fue suficiente”.
“Ahí debía haber un puente nuevo y no estaba, así que fallamos”, lamentó González, abogada de 44 años.
Por esa razón, la Ministra dijo que no tiene cómo explicarles a las cinco familias de quienes fallecieron ese día que “la realidad es que la capacidad del Estado de cumplir esa promesa (de reparar el puente) está limitada por la falta de recursos, financieros y humanos, las trabas burocráticas y un sistema obsoleto que atenta contra la posibilidad de servir con la eficiencia y amplitud que uno quiere”.
No se debe centrar la culpa en su persona, su Ministerio y sus ingenieros y atribuyó responsabilidades también a las administraciones anteriores por no dedicar recursos para reparar los puentes y a los ciudadanos al no medir el peligro e irrespetar las reglas diseñadas para resguardar la seguridad, reconoció sobre los responsables por la tragedia.
“Todos los que fallamos, en la parte que nos corresponde, debemos asumir nuestra responsabilidad como un aprendizaje necesario para tratar de otorgarle un sentido a este drama”, agregó González.
La salida de la Ministra tomó a muchos por sorpresa debido al respaldo y voto de confianza que siempre ha tenido de Oscar Arias, presidente de la República. El viernes la funcionaria había dicho que su salida dependía de lo que le sugiriera el gobernante.
Sin embargo, a
yer por la tarde y luego de conocer el anuncio que hizo González a la prensa sobre su dimisión, Arias comentó que aún no le había aceptado la renuncia, pues tenía su confianza y la del Consejo de Gobierno.
“A mí me duele mucho que haya tomado esta decisión, pero voy a conversar con ella antes de decidir cualquier cosa; es un accidente lamentable, es una tragedia, pero ella no es la única responsable”, comentó el Presidente de la República.
Las advertencias s
obre el mal estado del puente de hamacas que sucumbió ante el peso del autobús y la poca acción de las autoridades de Obras Públicas por prevenir una desgracia fue la principal queja que se hizo a González.
Su salida del Ministerio genera dolor entre sus compañeros. Pedro Castro, viceministro de Obras Públicas, destacó el liderazgo y la fortaleza de su compañera. Resaltó también que gracias al esfuerzo de González este Ministerio recibió los recursos que nunca tuvo.
Al consultársele si él ocuparía el puesto vacante, Castro dijo que no había conversado con el Presidente, ni con su hermano Rodrigo Arias, ministro de Presidencia, pero no descartó aceptar el cargo si se lo piden.
Castro adelantó que en unas tres semanas se colocará un puente provisional sobre el Grande de Tárcoles, luego superar los procesos burocráticos de rigor, y el próximo año se instalará la nueva estructura.
Ver comentarios