Enviar
Microcréditos crecieron en Latinoamérica un 13% en 2009 pese a la crisis

Los préstamos de las instituciones de microfinanzas en América Latina y el Caribe crecieron un 13% en 2009 debido a la crisis mundial, cifra menor que el año anterior pero “no tan baja como muchos esperaban”, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) difundido el viernes.
Este informe, realizado por el Fondo Multilateral del Inversiones (Fomin) del banco con sede en Washington, se dio a conocer en Montevideo, donde el pasado miércoles se inauguró el XIII Foro Interamericano de la Microempresa, al que asisten más de mil representantes de instituciones financieras, consultoras y gobiernos de todo el mundo.
Según explicó a Efe el especialista senior del Fomin Sergio Navajas, el “rezago del crecimiento de estos créditos al 13% en 2009 frente al 18% de 2008” responde al retroceso general de la economía, si bien “no fue tanto como muchos otros hubieran esperado”.
En total, la cartera de préstamos de las instituciones de microfinanzas en la región llegó a los $12.300 millones el año pasado, tras llegar a los $10.900 millones en 2008 y a los $9.200 millones en 2007, anunció el Fomin.
Navajas consideró que este crecimiento del sector de las micro finanzas se explica porque ya es considerado “absolutamente como un negocio” incluso por los grandes bancos.
Incluso “se consideran como algo separado de la gran banca, pero ya no es visto como un asunto de responsabilidad social corporativa sino como un negocio, y bastante exitoso”, dijo el especialista.
El alza en esta forma de préstamos también refleja la cada vez mayor regularización que se percibe en su sistema, que tendrá que ser aún mayor para que el microcrédito siga con este crecimiento.
“Ahora la gran mayoría de los créditos son dados por entidades reguladas. Falta crear más bancos de microfinanzas, y que los bancos generalistas creen productos para llegar a la población objetivo del microcrédito, a la que no llegan por que les falta la tecnología adecuada”, apuntó.
En este momento hay más de 700 instituciones de microfinanzas que operan en América Latina y el Caribe, que sumaron 1,1 millones de clientes nuevos en 2009, y ofrecen servicios a 10,5 millones de clientes en la región, indicó el Fomin.
México y Perú tienen el mayor mercado para las microfinanzas, con 2,3 millones de clientes y 1,9 millones respectivamente.
Perú, con préstamos por $3.200 millones, y Ecuador con una cartera de $1.700 millones, son los países que lideran la lista en cuanto a su valor.
Para Navaja, las ventajas del microcrédito para la región “son las mismas que cualquier crédito”, salvo que “atienden fundamentalmente a la población pobre, que en algunos lugares es más de la mitad de la gente”.
“No tienen el mayor impacto económico, pero sí son los préstamos que llegan más a las personas y las familias. No crean oportunidades de negocio, pero donde las hay ayudan a que sean explotadas y desarrolladas”, señaló.

Washington
EFE

Ver comentarios