¡Limón a la vista!
Enviar
¡Limón a la vista!
Tras el paso por la depresión ahora los veleros que participan en la Transat buscan tomar ventaja



Tras pasar lo peor de las difíciles condiciones climáticas que enfrentaron la semana pasada, los veleros que participan en la regata Transat Jacques Vabre buscan apretar el paso para tomar ventaja en sus rutas hacia Limón.
El barco Safrán, primero de la categoría de los monocascos, intenta ampliar la ventaja sobre sus rivales y superó una velocidad promedio de más 19 nudos (35 km/h) durante el día de ayer. “El mar todavía está fuerte. Las olas superan los cuatro metros, pero el viento es más regular, y menos fuerte que los días anteriores. Queremos acelerar el ritmo para quitarnos de Mike Golding y Grupo Bel, pero son muy buenos competidores y por el momento no logramos extender nuestro avance”, comentó Marc Guillemot, uno de los navegantes de Safrán.
En la cuarta y quinta posiciones vienen Hugo Boss y Estrella 1876, los dos barcos que escogieron la opción Norte para hacer frente a la depresión. “Las oleadas son todavía muy fuertes y estamos cansados. Pero ya pudimos dormir un poquito y comer. Estamos caminando por el Sur”, manifestó Alex Thompson, del barco Boss.
Los que escogieron el camino del Sur desde el inicio, como Foncia, ganador de la edición anterior, se muestran también motivados y optimistas. “Hoy tenemos un mar más fuerte, pero vamos bien. Ahora hay que llegar lo más rápidamente posible hasta el paso de las Antillas, comentó Michel Desjoyeaux, sobre la estrategia.
Muy cerca de Foncia se encuentra el barco Crepe Whaou, siempre primero de la categoría de los multicascos. “No tenemos mucho que pelear con los otros concurrentes de nuestra categoría, y ahora vamos a intentar llegar a Limón antes que los monocascos”, dijo Frantz-Yves Escoffier.
En el paso de las Azores, en la noche del sábado, el monocasco Veolia Environnement hizo una parada de tres horas para reparar un problema en el mástil. “Fue como una parada en una Fórmula

1. Subieron cuatro personas para ayudarnos a reparar, nosotros no salimos del barco. Todo salió bien y pudimos regresar a la competición sin perder mucho tiempo”, comento Roland Jourdain
.
El barco Aviva al final no llegó hasta el puerto, pero decidió quedarse en una bahía más tranquila un par de horas para arreglar pequeños problemas que no había podido reparar más afuera por el mal estado del tiempo.
Para hoy se esperan condiciones ideales de viento para que la flota tome velocidad con un mar menos fuerte. Llegando del norte, centro o sur, los barcos se acercarán poco a poco al mismo camino para apuntar hacia la entrada en el Mar Caribe por el paso de República Dominicana para los monocascos y por el de Barbados para los multicascos.

Luis Rojas
[email protected]
 Basado en la información enviada por Jacques Lanusse de Transat Costa Rica.

Ver comentarios