Enviar
La hasta ayer diputada verdiblanca fue electa con el apoyo de la mayoría de su bancada e independientes
Liberación logró colocar a Taitelbaum en Defensoría
Víctor Láscarez tendría que asumir curul vacante, sin embargo dijo “no estar seguro de aceptar cargo”

El debate que hubo a lo largo de los últimos cuatro meses sobre la designación del nuevo jerarca de la Defensoría de los Habitantes se acabó ayer.
Pocos minutos después de la 1 p.m. la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) logró colocar a Ofelia Taitelbaum, hasta ayer diputada de esta bancada, al frente de la Defensoría de los Habitantes a pesar de la renuencia sobre sus aspiraciones por parte de la oposición, algunos de sus compañeros de partido y de la misma Laura Chinchilla, candidata presidencial del PLN.
No fueron necesarias decenas de rondas de votación esperando que alguno de los aspirantes consiguiera los votos requeridos. Taitelbaum contó con el apoyo de 30 de los 54 diputados presentes en el plenario.
Otros 22 votos fueron dados a Daniel Soley, ex defensor adjunto, uno para Miguel Gutiérrez, director del programa Estado de la Nación y otro para Marcela Matamoros, ex funcionaria de la Cancillería.
Ayer mismo tras ser electa Taitelbaum presentó su renuncia como diputada. Ahora solo resta que sea juramentada para que pueda ejercer el cargo.
“Me siento satisfecha, soy una persona preparada para ocupar este puesto. Es un nuevo reto, pero se trata de algo que he venido haciendo desde hace tiempo que es defender los derechos de las personas”, dijo la nueva defensora.
Ayer horas antes de la elección el presidente Oscar Arias resaltó lo que para él es la capacidad de la ex legisladora para ocupar el cargo. “De resultar electa ella lo haría con responsabilidad, así me lo manifestó ella cuando me dijo que quería postularse”, comentó Arias.
Tras la designación las críticas no se hicieron esperar.
“Esta elección fue una bofetada a la institucionalidad del país, pues fue avalada por la Casa Presidencial. El proceso de entrevistas a los 25 aspirantes que presentaron sus atestados fue una burla a lo que debería ser el sistema de selección de tan importante cargo”, comentó Alberto Salom, jefe de fracción de Acción Ciudadana.
La designación fue una burla para el resto de los aspirantes, pues “ya había un candidato designado por la Presidencia”, apuntó José Merino, diputado del Frente Amplio, quien además añadió que presentará un recurso de amparo en contra de Francisco Antonio Pacheco, presidente del Congreso por haberlo interrumpido cuando hacía uso de la palabra y someter el nombramiento a votación.
La designación de Taitelbaum tampoco fue vista con agrado por un sector de las filas verdiblancas. Laura Chinchilla, quien había recomendado a Taitelbaum renunciar a sus aspiraciones y a los diputados verdiblancos no nombrarla, dijo respetar la decisión tomada por los legisladores liberacionistas.
“La fracción y doña Ofelia, invocando derechos fundamentales y en razón de la independencia que rige a los diputados optaron por nombrarla, aspecto que aunque no comparto, por la situación especial que tiene doña Ofelia de ser diputada, respeto y le deseo el mejor de los éxitos”, dijo Chinchilla en un comunicado.
Tras la salida de Taitelbaum quien debería asumir su vacante sería Víctor Láscarez, ex cónsul de Costa Rica en Managua, sobre quien hay varios cuestionamientos por su desempeño en este cargo. Consultado al respecto, Láscarez dijo que analizará si asume o no la diputación los cinco meses restantes de esta administración.

Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios