Enviar
La U se aferra a la primera
¡Qué campeón más malo tenemos!

Cristian Williams
[email protected]

San Carlos había ganado y lo mismo Ramonense. Antes del juego la Universidad estaba en el sótano y se medía nada más y nada menos que con el campeón nacional.
Qué compromiso y qué necesidad más dura. En el estadio el ambiente era tenso, pero al final las cosas resultaron más fáciles de lo esperado y con un buen juego, la Universidad de Costa Rica venció claramente 2 a 0 a Brujas FC.
Los universitarios se caracterizan por ser uno de los equipos que mejor juegan, sin que eso se vea reflejado en los resultados, pero ante los monarcas, no solo jugaron bien y bonito, sino que ganaron.
Hay que cuestionar y mucho el rendimiento de Brujas, que no refleja ni la sombra del equipo sólido y ordenado que lo llevó a lograr el campeonato y ahora luce como un cuadro del montón.
La UCR se ordenó desde atrás, no dejó espacios y fiel a su idea comenzó a tocar hasta tener control del partido, sin que eso significase que inquietaba a Luis Diego Sequeira.
Pese a eso, al minuto 19 un mal despeje de la zaga y un portero que nadie sabe en qué estaba, le dejó la pelota, cerca de la media cancha a Windel Gabriels, quien al ver el marco desprotegido, hizo gala de buena técnica para rematar y enviar la pelota al fondo del marco y poner el 1 a 0. Un golazo.
Las acciones siguieron el mismo desenlace, con la Universidad más ordenada, con un medio campo donde José Garro y Cristian Badilla le aportan marca y fútbol, y velocidad por los costados, sobre todo cada vez que Marvin Obando se suma en ofensiva.
De manera inesperada llegó el segundo gol, tras un tiro libre que ejecutó Garro, la zaga hechicera salió, pero no Olman Vargas, quien habilitó la posición de Gabriels, que libre de marca remató de cabeza y decretó el 2 a 0, al minuto 30.
Ese fue el partido, ya que a partir de eso la U siempre fue mejor, pero ya no arriesgó tanto, aunque sí pudo haber hecho al menos un tanto más, mientras que Brujas, la verdad no asusta a nadie o tal vez a ellos mismos, por verse tan mal.


Ver comentarios