La Sele silenció el Rommel
Bryan Ruiz celebra con euforia el primer gol del partido. El capitán volvió a anotarle a Panamá. RODRIGO ARANGUA-AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

201511172232130.recuadro-28-partido.jpg
Ciudad de Panamá. El “oeoeoeoooeee ticos” sonó a todo pulmón en el Rommel Fernández, donde la Selección Nacional se llevó tres puntos de oro al vencer 2-1 a Panamá. 
Fue un partido intenso, duro, luchado, emocionante, típicos de los que se viven en suelo canalero.
Sin embargo, cada uno tiempo tuvo dos caras muy distintas. De los primeros 45 minutos fríos y calculadores, se pasó a un segundo tiempo vibrante y lleno de emociones.

Tuvo que venir una acción a balón parado, para cambiar el aburrido encuentro que se veía en el Rommel con poco peligro en los marcos.
Un centro de Randall Azofeifa al área quedó suelto, lo tocó con la cabeza el gigante de Kendall Waston y quedó en Bryan Ruiz, quien definió con elegancia.
El gol llenó de confianza a la Sele, pero desestabilizó aún más a los panameños, que vieron como el solitario Marco Ureña se inventaba una jugada individual y con tiro raso y fuerte anotaba el segundo.
Ese gol que debía ser el de la tranquilidad para la Sele, se convirtió en todo lo contrario. El “Bolillo” Gómez movió su once apostando por todo, sacó a su defensa y su contención para ingresar a Luis Tejada y a Rolando Blackburg.
“El Matador” revolucionó el juego de su selección, cada vez que tocó el balón generaba peligro, en una de esas tomó un rebote y puso el 2-1 al 71’.
Con el descuento la Sele se echó más atrás aún, Azofeifa y Granados se quedaban cortos en las marcar.  La defensa pasó a tener trabajo extra y Pemberton fue de lado a lado.
Panamá lo intentó en busca del empate, per la Sele sudó y sobre todo sacó de su experiencia para llevarse tres puntos de oro para casa.




 


Ver comentarios