Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



CAMINO ELECCIONES


“Incentivos deben darse por resultados, no por antigüedad”

Esteban Arrieta [email protected] | Lunes 05 junio, 2017

“La herramienta de la concesión puede ser beneficiosa, solo hay que desideologizar el debate”, dijo Carlos Alvarado, precandidato del PAC. Gerson Vargas/La República


Los nuevos impuestos que requiere el Gobierno, no deberían estar supeditados a la aprobación de una ley de empleo público que limite los pluses salariales de los burócratas.

Por el contrario, la mejor opción sería fomentar un sistema de evaluación que dé incentivos por resultados y no por antigüedad.

Alvarado opinó que se corre el peligro de incentivar un conflicto social y desmotivar a los trabajadores públicos, sin arreglar el problema de fondo, que es el déficit. 

Lea más: PAC elegirá su próximo candidato en convención abierta

El diálogo es fundamental para arreglar el déficit, así como el régimen de pensiones del IVM y el sistema educativo, asevera Alvarado, quien indica que el debate nacional debe desideologizarse de una vez por todas y ser pragmáticos.

Ese enfoque “fiscalista” podría ser contraproducente, aseveró Carlos Alvarado, precandidato del PAC, quien conversó con LA REPÚBLICA sobre este y otros temas.

¿Cómo resolver el déficit?
Todos los sectores están muy claros sobre la situación de riesgo que vive Costa Rica y más aún, que todos saldrían perdiendo si no hacemos algo.
Lo primero es separar el tema de los impuestos del debate de los salarios públicos. Se pueden ver los dos temas al mismo tiempo, pero no supeditar la aprobación de ningún proyecto.

Pero, ¿cómo pedir más impuestos a los costarricenses, cuando no se ha cerrado la llave del gasto?
Sé que es un reclamo válido. El déficit hay que resolverlo porque necesitamos un sistema tributario más progresivo y además por su impacto para todos los sectores.
En cuanto a los salarios del sector público, deberíamos preguntarnos, ¿qué queremos que surja de este debate?...
Yo quiero que dé resultados, a nadie le va a doler pagar, si se ven buenos resultados en la función pública.
Lo que pasa hoy y con razón, es que vemos mucha ineficiencia. 

Lea más: Solís prepara al país para otra presidencia del PAC

¿Entonces cuál sería la mejor forma de hacerlo?                                                                                                                                                   El debate no debe ser fiscalista, no debe ser solo el recorte de anualidades y otros pluses, sino sobre cómo hacemos el sector público más eficiente, sobre todo, cuando ya se comprobó que el déficit fiscal no se resolverá por esta vía, y solo lanzaría una señal política que podría ser contraproducente, ya que no resuelve la eficiencia del sector público y hasta podría desmotivar a los empleados y generar conflictos sociales. El proyecto debería meterse a evaluar y dar incentivos por resultados y no por antigüedad. Hay que desideologizar el debate.

Por otra parte, ¿qué haría para resolver el déficit de pensiones en el IVM y en el régimen del Poder Judicial?
En el IVM se ha puesto el énfasis en la fórmula para darle sostenibilidad, cuando lo que deberíamos hacer es procurar un acuerdo entre las partes y así buscar la sostenibilidad para muchos años.
En cuanto al Poder Judicial, está claro que el sistema no es sostenible, ni equitativo. Aquí, no queda otra opción que el cambio, tiene que haber una línea clara, aun si existiera oposición de los trabajadores de la Corte. El interés público debe primar.

¿Qué propone para mitigar el caos en movilidad urbana?
Este gobierno dejó en estado de prefactibilidad el tren urbano metropolitano propuesto por Guillermo Santana, el cual reduciría a un 1% las expropiaciones, mientras que al ser un viaducto, se puede hacer a doble vía, se elimina la posibilidad de accidentes con autos y buses y se evita el cierre de cruces para el paso del tren.
Iría desde Cartago hasta Alajuela y se podría conectar con el nuevo aeropuerto en Orotina, con un pasaje promedio de 300 mil personas por día.
El otro gran proyecto es la sectorización, que no es un problema ingenieril, sino político. Lo primero que debe estar, es el interés del ciudadano y a partir de ahí desarrollar un diálogo, sobre todo ahora que todos los sectores entienden que estamos con el agua al cuello.

¿Estaría a favor de impulsar la concesión?
Costa Rica tuvo la capacidad de hacer Reventazón, cuyo costo fue de $1.500 millones, gracias a una alianza entre el ICE y el sector privado.
A mi entender, lo público no debe construir, a menos que no sea rentable y haya que hacerlo por necesidad. El Estado debe ser un buen planificador y supervisor y ahí entra el sector privado, que puede cofinanciar algunos proyectos, construir o concesionar.
Tenemos que desideologizar el debate en Costa Rica. Aquí tenemos que ser pragmáticos, porque a la ciudadanía le importa que esté el tren, que se construyan carreteras y puentes, no quién lo hace. Hay que buscar lo más eficiente.
 

Nuevo líder
El periodista y máster en ciencias políticas, Carlos Alvarado pretende liderar al PAC en las elecciones de 2018.

Nombre Carlos Alvarado
Edad 37
Profesión Periodista y máster en ciencias políticas
Experiencia
-Ministro de Trabajo
-Presidente ejecutivo IMAS
-Gerente comunicación campaña Luis Guillermo Solís
-Asesor legislativo
-Profesor universitario
 


NOTAS RELACIONADAS


Se busca candidato en el PAC

Lunes 22 febrero, 2016

Mientras que en otros partidos ya se vislumbran algunos de los aspirantes para las elecciones ...