Gamboa desapareció del Celtic
La continuidad con su club le devolverá la alegría al costarricense Cristian Gamboa. Archivo/La República
Enviar

La indicación para el lateral costarricense Cristian Gamboa el pasado fin de semana fue nuevamente sentarse en la banca y disfrutar del encuentro en el que su equipo venció 1-0 al Dundee en partido por la liga escocesa.

360 minutos es mucho tiempo para que un jugador no vea acción en un partido oficial, Cristian sigue sumando tiempo en banca y no ha podido mostrar sus capacidades al no tener continuidad.

El debut fue catastrófico para el nacional. El escenario era un impecable Camp Nou, el rival un Barcelona que no tiene piedad, el torneo la Champions y el resultado un 7-0 a favor de los españoles.

Muy mal se vio el tico por la banda derecha aunque el encuentro fue de una dificultad enorme.

Nuevamente el técnico Brendan Rogers le dio minutos, una nueva oportunidad para redimirse, esta vez contra un equipo de menor despliegue como el Inverness en partido por la Liga el pasado 19 de setiembre, el marcador terminó 2-2.

Esa fue la última vez que se vio a Gamboa en un partido oficial.

Después de esto pasaron cuatro encuentros, el destino fue el mismo, el banquillo.

En total Cristian suma 158 minutos jugados, muy pocos para lo que se esperaba en su llegada al club celta.

El seleccionado nacional firmó con el Celtic el 30 de agosto, donde llegó con el objetivo de olvidar la inactividad que le acompañó en buena parte de su estadía en el West Bromwich inglés, con el que participó en 17 juegos en dos años.

Ni el futbolista ni su técnico se han referido a las razones de por qué no ha figurado.

Además, el jugador no tendrá participación este domingo cuando la selección nacional choque contra su similar de Rusia en un partido amistoso, correspondiente a la fecha FIFA debido al nacimiento de su segundo hijo.

El seleccionador nacional, Óscar Ramírez, le restó importancia a la falta de ritmo de los jugadores y asegura que es más importante que ellos conozcan la forma de trabajar de él y entiendan el modelo futbolístico.

Para el seleccionado parecía ser una oportunidad para entrar en ritmo o al menos jugar a nivel competitivo, aunque la situación es completamente entendible y como padre cumple con su rol.

201610041113060.530-rec-gamboa.jpg



Ver comentarios