Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Fichajes inflados de jugadores sobrevalorados

Walter Herrera [email protected] | Martes 30 mayo, 2017

La nueva contratación del Real Madrid, Vinicius Junior (16 años), le salió más caro que Ronaldinho al Barcelona. Archivo/La República


Siempre hay dos maneras de ver las cosas. Y en el fútbol, también hay dos ligas, la del balón y la del dinero, la que suma goles y la que cuenta el cacao.

El fútbol mueve mucho capital, eso es indudable. Y cada año vemos fichajes récord que dejan atrás los anteriores.

Pero el dinero invertido en el mercado de piernas genera más dinero, por tanto es normal que los fichajes sean costosos, y con la inflación del mercado, los precios de jugadores se disparen.

Tomemos como ejemplo el caso de Cristiano Ronaldo. Cuando el Real Madrid lo compró al Manchester United y pagó los $105 millones, sabían que cada billete pagado se convertiría en goles, al menos 50 por temporada.

Solo las estrellas rompían récords en fichajes, los Maradona de su época, Zidane o Paul Pogba en los últimos años.

¡Qué nombres mamma mía!

Pero recientemente los números dejaron de tener sentido. Las últimas contrataciones de los equipos más millonarios del mundo apreciaron su presupuesto, manteniendo la barra alta, pero se devaluó la calidad inmediata del jugador, los antecedentes del futbolista y su grandeza obtenida en el deporte pasaron a segundo plano.

Lea más: Nuevo récord de despilfarro futbolístico

Hoy en día cualquier prospecto, sin bagaje ni logros personales vale millones de euros o dólares en el mercado.

El caso más reciente, el de Vinicius Junior, fichado por el Real Madrid. Se pagó el ridículo monto de $51,5 millones por su ficha.

El muchacho de 16 años que juega para el Flamengo de Brasil, que recién debutó en primera división, no tiene un palmarés que justifique el monto pagado. Hasta el momento es una incógnita de qué podrá suceder con el delantero.

¿Podrían creer que al Barcelona le resultó más barato comprar a Ronaldinho que lo que le costó Vinicius al Madrid?

O que Thierry Henry fue una inversión más cómoda cuando los culés se hicieron con la ficha del jugador del Arsenal.

Por eso nos dimos a la tarea de comparar los montos que se pagaron por las estrellas del fútbol mundial en los últimos 20 años con lo que pagan los clubes en la actualidad por muchachos en su pubescencia, sin un currículo que los respalde.

Se analizó la inflación acumulada en dólares en todo el periodo de estudio para actualizar los montos que se pagaron por los jugadores.

Realizando la conversión de euros a dólares, se concluye que Ronaldo le costó apenas un poco más al Madrid que Leroy Sané al Manchester City.

Por su ficha se pagaron 46 millones de euros en 2002, equivalente a $58 millones hoy en día. El año anterior, por Sané, los “Citizens” desembolsaron $56 millones.

No se duda en ningún momento del talento y capacidad de cada uno de los jóvenes, quizá próximos cracks, pero con una carrera tan corta y sin una huella en el fútbol, queda enorme el valor del jugador.

Lea más: Así dominará China el fútbol mundial

El mercado actual se rige por diferentes elementos como la repercusión mediática, derechos de imagen del jugador, no solo en el presente, sino aquellos que vaya a obtener en su nuevo club y por supuesto la calidad del mismo.

Se entiende, lógicamente, que cuando un equipo ficha a un jugador, es una inversión a largo plazo cuyo costo es la suma del traspaso más el total de años que lo contrataron.

Cifra en millones de dólares
Inflación acumulada de todo el periodo

 

¿Quién lo vale y quién no?

 

Pesos pesados

Ronaldo (BRA)

Antes de pasar al Real Madrid, el “Fenómeno” ya tenía un trayecto impresionante.

Con el Inter ganó la Copa de la UEFA, venciendo a la Lazio en 1998.

Ese mismo año fue subcampeón en el Mundial en Francia con Brasil y obtuvo el Balón de Oro al mejor jugador del certamen.

Anteriormente había ganado la Copa América con la “Selecao” donde fue goleador.

En 2002 se coronó en el Mundial Corea y Japón y Brasil obtuvo el pentacampeonato. Recibió el balón de plata y bota de oro como máximo goleador con ocho tantos.

Ganó el premio FIFA como mejor jugador y con ese palmarés, finalmente se vistió de blanco.


Andriy Schevchenko (UCR)

Con el Dynamo Kiev eliminó al Real Madrid en Champions League en cuartos de final y se consagró máximo anotador junto a Dwight Yorke del Manchester United con ocho goles, diez considerando las rondas preliminares.

Lo ganó todo en la liga de Ucrania y con el Milán anotó 173 dianas.

Con el cuadro italiano ganó una Champions League, una Supercopa Europea y una Copa Intercontinental. También celebró un “Scudetto” en la Serie A.

Su ficha comenzó a tomar valor luego de tantos logros personales, con su club y selección y finalmente el Chelsea soltó el billete por su persona.

 

Nicolas Anelka (FRA)

Tras su paso por el PSG en Francia, Anelka dio el brinco a la mejor liga del mundo para jugar con el Arsenal inglés, ahí ganó dos Community Shield, una FA Cup y fue campeón de la Premier en 1998 con los “Gunners”. En 90 partidos anotó 28 goles.

Luego de dos temporadas pasó al Real Madrid, tras dos años jugando con la selección gala. Se hizo su nombre en el mercado y se pagó su valía.


Thierry Henry (FRA)

Comenzó en el Mónaco, luego fue a la Juventus y después al Arsenal.

Anotó 36 goles con la selección francesa antes de jugar con el Barça.

Con el Mónaco rompió las redes 39 veces, con la Juve en tres ocasiones en una temporada y con el cuadro londinense descargó su pólvora contra la cabaña rival 235 veces.

Fue campeón en 1998 en el Mundial de Francia, y subcampeón en 2006, además, obtuvo medalla de oro en la Eurocopa de 2000.


Su calibre demostrado en la cancha luego de varios años le valió el pase al Barcelona y el monto pagado por él.

 

Ronaldinho (BRA)

El de Porto Alegre comenzó su carrera en Gremio, anotó 58 goles en cuatro temporadas, luego viajó a Francia para unirse al PSG y anotó 25 tantos en dos temporadas, donde mostró su “Jogo Bonito” que encantó al mundo entero.

Antes de llegar al club catalán ya había sido campeón del mundo con Brasil en el Mundial Sub 17 en 1997, campeón en Copa América y campeón del mundo con la “verdeamarela” con la mayor en Corea y Japón en 2002, además lo incluyeron en el Once Ideal del certamen mundialista.

Finalmente desembolsaron un modesta suma para hacerse de los servicios de unos de los mejores futbolistas de la historia a un precio asequible.

 

Millonarios con carrera en pañales

Leroy Sané (ALE)

Sané jugó 47 partidos de la Bundesliga con el Schalke 04 y marcó un total de 11 goles, esto en dos temporadas.

Estuvo presente con la Selección de Alemania en la Eurocopa 2006 que ganó Francia, llegaron a la final y perdieron.

Esta es la historia de Sané, por el cual el City pagó $56 millones.


Vinicius Junior (BRA)

El jugador del Flamengo no podrá aterrizar en la capital española hasta que cumpla los 18 años (en julio de 2018) tras firmar con el Real Madrid.

De momento, seguirá en el club en el que debutó hace pocos días.

Entre sus logros está el campeonato sudamericano sub 17 con Brasil, en donde anotó siete goles y fue nombrado el mejor jugador del torneo.

Aparentemente esto fue suficiente para que pagaran por su persona $51,5 millones.

 

Michy Batshuayi (BEL)

Con 17 años se sumó al primer equipo del Lieja en Bélgica, y en su mejor temporada al tercer año, anotó 21 goles en 38 juegos.

Luego llegó al Marsella a seguir sumando tantos, 25 en 62 partidos.

Eso fue más que suficiente para que el Chelsea desembolsara $49 millones por él.

 

Sadio Mané (SEN)

Comenzó su carrera con el Metz de Francia, luego pasó al Red Bull Salzburg de Austria, donde estuvo durante dos temporadas y anotó 45 goles en 87 partidos.

Después ascendió al fútbol inglés para jugar con el Southampton. Ahí consiguió un récord al anotar tres goles en menos de dos minutos. En dos temporadas anotó 25 goles y luego Jurgen Klopp se fijó en él y se marchó al Liverpool por $40 millones.


Gabriel Jesus (BRA)

Con el Palmeiras de Brasil tuvo su “boom”, en dos años se despachó con 28 goles.

Seleccionado con la sub 20 y sub 23.

Subcampeón del mundo con la sub 20 en 2015.

Ganó la Copa de Brasil en 2015 y la Serie A en 2016 con el Palmeiras.

Medalla de oro en los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro en 2016, aportó tres tantos. El City pagó $36 millones por su fútbol.

 


 


NOTAS RELACIONADAS


Todos quieren a Pogba

Lunes 11 julio, 2016

El jugador francés es la gema del mercado europeo