Nuevo récord de despilfarro futbolístico
El francés Paul Pogba fue codiciado por equipos como el Real Madrid y terminó cediendo ante la cifra de nueve dígitos que ofrecieron en Inglaterra por él. Lindsay Parnaby-AFP/La República
Enviar

Se cerró el mercado de fichajes, con grandes desigualdades entre ligas y con nombres propios que copan los primeros puestos en cuanto a fichajes más caros en este periodo.

Desde que aparecieron el marketing, las giras internacionales, la publicidad y la faceta del jugador para meter goles y actuar de modelo para vender camisetas, el fútbol se tornó un negocio redondo para muchos.

La Liga española se ha gastado alrededor de 500 millones de euros, según datos de la especializada página de fichajes Trasfer Markt y la Liga de Fútbol Profesional.

Una cifra algo por debajo a la del año pasado en este mismo periodo. Este verano, el Barcelona ha sido el equipo español que más ha invertido en fichajes, con un total de 122,5 millones. El Madrid solo ha gastado 30 y, como dato curioso, el Athletic no ha hecho gasto alguno.

La inglesa por otro lado, ha invertido unos 1.400 millones, y como segunda en el ranking de gasto, se sitúa la italiana, con 700 millones invertidos; tercera es la Bundesliga alemana, con 543.

La llegada de Pogba al Manchester United por 110 millones de euros se ha convertido en el fichaje más caro de la historia, y la de Higuaín a la Juventus por 90 millones es la cuarta incorporación más cara.

También en cuestión de defensas se ha batido el récord tras los 55 millones que ha desembolsado el City de Guardiola por John Stones.

En total, se han pagado 565 millones por los diez jugadores más caros del mercado.

Siete fueron de la Premier, dos del calcio y uno de la emergente Superliga China.

En año de Eurocopa o Mundial hay más movimiento de jugadores, según las estadísticas.

201609021503170.530-rec-pogba.jpg


Ver comentarios