Logo La República

Domingo, 22 de septiembre de 2019



ACCIÓN


Federer fresco como lechuga

EFE | Lunes 14 enero, 2013

Roger Federer entrenándose en los rectángulos australianos para debutar mañana en el primer Grand Slam de temporada.Paul Crock-AFP/La República


Federer fresco como lechuga

Azarenka dispuesta a defender la corona

El suizo Roger Federer prefirió la frescura y debutará mañana en el Abierto de Australia falto de partidos y torneos en el 2013, pero dispuesto a arrancar en su juego número 53 de Grand Slam de su carrera con la serenidad necesaria.

Victoria Azarenka, campeona del último Abierto de Australia, irá partido a partido en procura de retener la corona.Paul Crock-AFP/La República

“Sé que no puedo ganar todos los torneos en los que participo”, admitió en la conferencia de prensa previa al comienzo del torneo, “pero es importante que yo disfrute y lo intente lo mejor que pueda, y llegar así lo más lejos posible en los torneos como hice el pasado año. Sigo jugando para ganar cada partido”, puntualizó.
A diferencia de otros jugadores que participaron en las exhibiciones de Abu Dabi, Perth o en los torneos ATP de Doha, Brisbane y Sydney, Federer permaneció practicando o en el gimnasio, una conducta que acomoda a sus previsiones cada vez que pasan los años.
“Ha sido muy relajante”, dijo al referirse al último mes y medio de descanso programado. “He llegado relativamente pronto, dos o tres días antes que en temporadas anteriores, y ha sido agradable”.
“Me propuse no jugar un torneo de preparación y me he mantenido fresco desde el comienzo, y espero llegar lejos ahora. Ese es el objetivo”, añadió.
Federer también analizó lo que fue la gira suramericana realizada a finales de 2012, de la que sacó conclusiones muy favorables. “Ha sido uno de los viajes más fascinantes de mi vida”, dijo, “me impresionó mucho la atmósfera y el amor por este juego y por mí que el público demostró”, añadió el suizo que no dudó en afirmar que no obstante, un Masters 1000 en esa región debe esperar. “Hay que ir paso a paso”, señaló.
En la acera femenina del primer Grand Slam de campaña, los sentimientos de Serena Williams y la bielorrusa Victoria Azarenka parecen similares a la hora de que arranque el torneo, donde la primera se considera una “fresca veterana” y la segunda una tenista que sabe cómo ganar ya un grande.

A sus 31 años, y con cinco títulos en Melbourne, Serena se mantiene como la primera favorita para ganar el título, a pesar de que Azarenka es la número uno y defensora.
“Me preguntan todo el rato sobre lo mismo pero solo creo que estoy en el momento oportuno. Y estoy jugando bien”, dijo Serena que acumula 15 grandes en su currículo, cinco de ellos en Australia, lejos aún de la marca de Margaret Court, que ganó 11 y siete de ellos seguidos en Australia.
“Es un objetivo increíble que no se logra desde los ochenta”, observó Serena sobre la marca de Court. “No sé si podré lograrlo yo, quizás alguien pueda, ya veremos”, dijo la reciente ganadora en Brisbane.
Por otra parte, en su regreso a Melbourne, Azarenka se siente una nueva jugadora con más experiencia. “Esa victoria me dio mucha confianza. Siempre pensé que sería una buena jugadora. Esa ventaja marca ya la diferencia, y ayuda a reforzarla interiormente, porque sabes lo que hay que hacer”, explicó la bielorrusa.
“Es increíble cuando haces realidad un sueño, tu objetivo, lo que te motivas después de todo esto”, dijo “Vika” de 23 años al referirse a su triunfo del año pasado.
“No estoy aquí para defender el título. Estoy para ganar, para jugar tenis. Esa es mi posición, mi mentalidad para comenzar el torneo. Y estoy deseando de que todo dé comienzo”, concluyó.

Melbourne
EFE


 






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.