Exsuperintendente de Pensiones:  “Casos como el de Carlos Chinchilla son malos para el fondo del Poder Judicial”
"El monto de la pensión es muy elevado", aseguró Édgar Robles, superintendente de pensiones. Archivo/La República.
Enviar

El anuncio de que Carlos Chinchilla, presidente de la Corte Suprema de Justicia, se acogió a su pensión a a los 55 años, es una mala noticia para el fondo del Poder Judicial, aseguró Édgar Robles, ex superintendente de Pensiones y consultor del BID sobre esta materia, en una entrevista con La República.

¿Cuáles serán los efectos?

El monto es muy elevado y la pensión la recibe muy joven, por lo que, es una mala noticia para el fondo del Poder Judicial. Los empleados judiciales deben entender que estas situaciones les afecta a ellos y que en el futuro tendrán que cotizar más para pagar esos montos millonarios.

Los cambios que se hicieron al Poder Judicial ¿son suficientes para darle sostenibilidad a ese régimen o faltan más?

Aunque solucionan la mayor parte del problema, no son suficientes. Se tendría que elevar la edad de pensión por encima de los 65 años.

¿Qué aspectos de la nueva legislación no permitirían que personas en las mismas condiciones de Carlos Alberto Chinchilla se acojan a una pensión?

Las personas que se retiren 18 meses después de la reforma pueden retirarse con las condiciones anteriores a la ley.

La nueva ley reestablece el tope de pensión y lo iguala a 10 veces el salario base del puesto más bajo pagado en el Poder Judicial. Además establece la edad mínima de pensión en 62 años para hombres y 60 para mujeres.

El hecho de que se cambiara la edad mínima de retiro a 55 años a 62 para hombres y 60 para mujeres ¿hace más justo este sistema de pensiones?

Si lo hace más justo pero es insuficiente. Más si siguen ocurriendo estos casos de pensiones millonarias juveniles.

¿Qué le puede decir a una persona que dice que antes de aprobar una reforma fiscal tiene que solucionar el problema de las pensiones de lujo, es tan fácil eso con la jurisprudencia actual?

La mayor parte del problema ya se ha solucionado mediante la creación de tasas de contribución solidarias, lo cual disminuye el monto de las pensiones en casi un 50%, que ha sido lo que la Sala IV ha determinado como constitucional.

Además, el ahorro generado por los recortes a las pensiones de lujo no es tan significativo para influir en el control del déficit fiscal, aunque sí se debe hacer por un tema de justicia social.



Ver comentarios