Empresas brasileñas invierten en cualquier lado menos en su país
La crisis política y económica de Brasil es la principal razón por la cual las empresas se muestran renuentes a invertir en su país. Shutterstock/La República
Enviar

 Las compañías brasileñas han determinado dónde invertir en un contexto de crisis política y economía en problemas: en cualquier parte menos en Brasil.
La fabricante de maquinaria industrial WEG dijo que el 75% de su inversión será este año en operaciones fuera del país, mientras que hace tres años el 80% de su total de inversiones se hacía en Brasil. En los últimos dos meses, la empresa con sede en Jaraguá do Sul inauguró su tercera fábrica en China, aumentó su capacidad en México y anunció la compra de una firma fabricante de motores eléctricos en Indiana.


La crisis política y económica de Brasil es la principal razón por la cual las empresas se muestran renuentes a invertir en su país. En una encuesta entre alrededor de 670 compañías que realizó la Fundación Getúlio Vargas, el 81% de los consultados dijo que el contexto político era la principal influencia negativa en su toma de decisiones, seguido por la situación macroeconómica, con 71%. La demanda externa se consideró el mayor elemento positivo, con 32%.
La compañía Natura Cosméticos informó que los ingresos obtenidos fuera de Brasil aumentaron 42% en el primer trimestre, mientras que las ventas locales declinaron casi 10%. El máximo responsable, Roberto Oliveira de Lima dijo que los motivos eran el deterioro de la situación económica y la carga impositiva de la empresa.
Natura, que tiene sede en Sao Paulo, se concentra por ahora en la expansión internacional, dijo Lima el mes pasado en una conferencia telefónica con inversores. La compañía gana participación de mercado en otros países latinoamericanos e inicia una operación online en Francia, a través de la cual podrá vender también en otros países europeos.
“En Brasil será un año para concentrarnos en procesos estructurales, de modo tal de estar bien posicionados para competir cuando el país vuelva a crecer”, dijo.
Las empresas que buscan invertir fuera del país deben hacer frente a una moneda que ha caído 43% contra el dólar en los últimos tres años, y eso comprende el aumento de 11% que ha experimentado el real en lo que va del año. Para las compañías, eso significa que tendrán que gastar más para expandirse en el exterior, si bien podrían ganar al repatriar ingresos en monedas más fuertes obtenidos en el exterior.
Sin duda las compañías brasileñas están reduciendo la inversión en términos generales. De las 12 compañías que consultó la Fundación Getúlio Vargas, el 44% dijo que planea invertir menos en los próximos 12 meses, el menor nivel desde por lo menos 2012. En el primer trimestre del año pasado, alrededor de 28% dijo que reduciría la inversión.

 


Ver comentarios