Foto 1
La crisis política y económica de Brasil es la principal razón por la cual las empresas se muestran renuentes a invertir en su país. Shutterstock/La República
Enviar
Ver comentarios